Familias del Barrio 26 empezaron la mudanza a sus nuevas casas en San Antonio y Lacarra


Las familias de la Villa 26 que serán relocalizadas a los conjuntos habitacionales de San Antonio y Lacarra comenzaron la mudanza hacia sus nuevos hogares.

El subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación Iván Kerr, estuvo acompañando el proceso de la mudanza junto a la presidente de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) Dorina Bonetti y el equipo del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC).

Luego de la recorrida, Kerr destacó que “este es un proceso único, hay pocos antecedentes de la relocalización completa de una Villa de la magnitud de la 26. Es una mejora enorme en la calidad de vida, las familias se van a reubicar a viviendas de excelente calidad y, cercanas al lugar donde vivían, por lo que se mantiene el arraigo de los beneficiarios, cuestión muy importante en este tipo de acciones”.

Esta mudanza, se enmarca dentro del proceso de relocalización de las más de 100 familias que viven en la Villa 26, al margen del Riachuelo, a los desarrollos habitacionales de San Antonio y Lacarra, ubicados en los barrios porteños de Barracas y Parque Avellaneda respectivamente.

“En lo personal, todo esto tiene un valor enorme por haber participado desde el inicio del proyecto. Desde la mesa de trabajo con los vecinos, la adquisición de los terrenos y la construcción de los edificios, hasta hoy que, con el financiamiento del Estado Nacional, esta mudanza finalmente se hizo realidad para todos los vecinos del barrio”, aseguro el titular de Vivienda.

La asignación de las viviendas, fue definida en las mesas participativas entre vecinos y el Estado, en las que acordaron cada aspecto del traslado. Durante toda la semana se estará realizando la mudanza, con la colaboración de los equipos del IVC, Gobierno de la Ciudad y ACUMAR.

El proceso de acompañamiento en la mudanza continúa durante varias semanas hasta que las familias se adapten a su nuevo espacio: “ahora viene toda una etapa de trabajo conjunto con las familias, con todo el trabajo social que hay que hacer para que esto constituya un cambio positivo para las familias. Esta es la nueva política de vivienda que estamos llevando adelante, con un concepto más amplio e inclusivo, para que las generaciones futuras disfruten de un hogar seguro donde poder desarrollarse”, concluyó Kerr.

El proceso de relocalización de la Villa 26 se suma al de los asentamientos El pueblito, Luján y Magaldi, así como a otros tramos de la villa 21-24, también junto al Riachuelo, donde casi 700 familias que vivían allí fueron relocalizadas en los últimos años. El espacio donde antes estaban las casas de las familias relocalizadas, se convertirá en un espacio público costero para recuperar el ambiente de todos y seguir construyendo una ciudad más sustentable.