Estrategias sanitarias para la prevención de la rabia paresiante en San Luis

Un equipo del Senasa y de los ministerios de Salud y Producción, trabaja para evitar la ocurrencia de nuevos casos, realizar estrategias sanitarias y brindar información.


SAN JUAN - Tras la detección de un bovino positivo a la rabia paresiante en el paraje “La Lomita” ubicado en el departamento Junín, San Luis, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y los ministerios de Producción y de Salud de esa provincia visitaron el campo afectado para coordinar acciones de vacunación de animales con el productor y brindar recomendaciones.

Representantes del Centro Ganadero de Santa Rosa de Conlara, San Luis, también colaboraron en la planificación de estrategias de prevención, aportando para la realización de tareas sanitarias en resguardo de la salud de animales y personas.

En el marco de acciones previstas, el Ministerio de Salud puntano facilitará vacunas para las personas que estén en contacto con el foco y aquellas involucradas con las tareas en campo; así como también para los caninos y felinos afectados.

El equipo conformado por el Senasa y los ministerios puntanos también realizó un relevamiento de refugios de murciélagos y organizó una reunión informativa ante padres y alumnos de la escuela de “La Lomita” sobre cómo prevenir la enfermedad.

El foco diagnosticado en las cercanías del límite entre San Luis y Córdoba es el primero en muchos años en territorio puntano, por lo que se actuó de inmediato en un plan preventivo –consensuado en la Comisión de Sanidad Animal (COPROSA)– para evitar la diseminación del virus a otros sectores dentro de la provincia.

La presencia de la rabia paresiante fue diagnosticada por el Laboratorio de Zoonosis de la provincia de Córdoba, tras analizar las muestras tomadas al bovino con sintomatología nerviosa.