“Esto es soberanía”, dijo el Presidente luego del lanzamiento del primer satélite miniatura argentino

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, participó, de manera virtual, desde el Museo del Bicentenario. El picosatélite “General San Martín” brindará acceso a internet a productores agrícolas de zonas rurales de todo el país.


El presidente Alberto Fernández y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas participaron este mediodía de manera virtual del lanzamiento, que se realizó en Cabo Cañaveral, Estados Unidos, del primer satélite miniatura de origen nacional, “General San Martín”, que brindará acceso a internet a productores agrícolas de zonas rurales de todo el país.

“Esto es soberanía”, dijo el Jefe de Estado, que siguió el evento desde el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Indicó que este desarrollo nacional implica que “nosotros podamos conocer cuestiones tan importantes como la climatología, en un país que lo necesita para poder desarrollar la agricultura, la ganadería, para salvaguardar, inclusive, a nuestra gente de eventuales inclemencias del tiempo”.

Se refirió a los técnicos y científicos que llevaron adelante el picosatélite en Mar del Plata, como “argentinos con una enorme vocación por hacer crecer a su patria, por conectar a su patria, y por llegar a lugares donde a veces internet no llega”.

“Esto hace al desarrollo del país”, aseguró en diálogo con Alejandro Cordero, creador del aparato y CEO de la empresa marplatense Innova Space.

Por su parte, Kulfas resaltó: “Este es el resultado de tener una política pública, y destaco la Ley de Economía del Conocimiento que pusimos en marcha en 2020 y ya implementada en plenitud, dando incentivos concretos a un sector que tiene una capacidad enorme para generar valor, puestos de trabajo de calidad, darle oportunidad a los jóvenes, mostrarles que la salida no es Ezeiza, sino que es trabajar acá, sentarse y mostrar el potencial.”

“Esto es una muestra muy clara de todo lo que podemos hacer, trabajando unidos con un objetivo muy claro, dar trabajo, poner en valor el conocimiento, producir más, salir de la idea que nos salvamos con la especulación financiera o con una buena cosecha. Nos salvamos y crecemos trabajando todos los días viendo qué nuevo proyecto podemos poner en valor”, agregó el ministro.

Al tomar la palabra, Cordero expresó su “emoción y gratitud después de tantas penurias, males y cosas negativas”, y reflexionó: “Este es el bálsamo de aire fresco que nosotros ofrecemos humildemente para demostrarle al pueblo que la capacidad argentina de desarrollo es inmensa, infinita”.

“No se necesita mucho dinero sino que tiene que ver con la pasión, el trabajo y la dedicación, y eso es lo que demostramos con este proyecto desde muy abajo hasta llegar a la cima del cielo”, definió.

La iniciativa plantea la fabricación de los satélites más pequeños que se hayan construido en Sudamérica, con el objetivo de crear una constelación de comunicación a internet que brinde cobertura total en toda la región, y estimule el incremento en la producción agropecuaria en los diferentes países.

Los satélites PocketQube tienen un peso de 1k y medidas aproximadas de 50mm x 50mm x 150mm, y tienen, entre otros objetivos, potenciar la productividad del país, colaborar a la tecnificación de procesos, brindar información en línea y de forma remota sobre el estado de cultivos y ganado, y colaborar a reducir los costos en el lanzamiento de satélites.

Para el desarrollo del picosatélite, el Ministerio de Desarrollo Productivo aportó a Innova Space casi 50 millones de pesos, además de facilitar la generación de un nicho de negocio incipiente para el país.

La iniciativa fue diseñada para que sea exportable y aportar al proceso de sustitución de importaciones de equipos y servicios. Asimismo, al ser de menor porte que otros permite reducir los costos de desarrollo y lanzamiento de este tipo de aparatos.