Estado, empresas y sindicatos por la erradicación de la violencia laboral

Tomada encabezó el acto en conmemoración del Día Internacional por la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, durante el cual se firmó la adhesión al Acta Compromiso: “Por un trabajo digno sin violencia laboral” , que ya fue firmada por 100 sindicatos y 70 empresas.


El ministro de Trabajo, Carlos Tomada encabezó el acto en conmemoración del Día Internacional por la Erradicación de la Violencia Laboral contra la Mujer.

Durante el acto se firmó la adhesión al Acta Compromiso: “Por un trabajo digno sin violencia laboral” a la cual se fueron sumando sindicatos y empresas, que ya superan los 100 y 70 respectivamente.

Tomada sostuvo que “el trabajo digno sin violencia laboral es posible, y es responsabilidad del Estado pero también de los actores sociales. Estamos dando un paso importante para impedir que la violencia en los lugares de trabajo sea natural. A ese primer paso los quiero comprometer a todos.

En el panel participaron la coordinadora de la Oficina de Asesoramiento sobre Violencia Laboral (OAVL), Patricia Sáenz, y la subsecretaria de la Unidad de Coordinación nacional para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la violencia contra las mujeres del Ministerio de Desarrollo Social, Silvina Zabala.

Durante el acto se estableció contacto a través de videoconferencia con representantes de organismos públicos, sindicales y empresariales de las ciudades de Salta, Puerto Madryn y Córdoba.

El objetivo de este acto fue decirle NO a cualquier tipo de violencia contra la mujer, porque este tipo de acciones las afecta a todas por igual, sin distinción de edad, clase social o ámbito en el que se desenvuelvan, ya que constituyen una manifestación de relaciones de poder históricamente desiguales y es además uno de los mecanismos sociales por los que se fuerza a la mujer a una situación de subordinación.

Las causas de la violencia contra la mujer se encuentran en la discriminación de género, las normas sociales y los estereotipos de género que la perpetúan, y constituye un obstáculo para la construcción de un país equitativo y solidario.

En el ámbito del trabajo se denomina violencia laboral. La creación en el Ministerio de la Oficina de Asesoramiento Laboral hace 6 años da cuenta de una política de Estado orientada a erradicar la violencia en los lugares y relaciones de trabajo. La violencia laboral atenta contra los derechos humanos, el trabajo digno y la integridad de las personas. Afecta gravemente la salud física y mental de las personas, la vida laboral y social y la organización toda.