Escuelas argentinas enseñan y aprenden sobre biodiversidad


La Escuela Rural N° 940 “Educación para Las Primaveras”, ubicada en El Soberbio, provincia de Misiones, puso en marcha recientemente un vivero de especies autóctonas, con el objetivo de revalorizar los saberes de sus estudiantes y promover el cuidado del medio ambiente a las puertas de la selva misionera.

Esta iniciativa, impulsada por la Red Argentina de Escuelas Asociadas a la UNESCO (Red PEA Argentina), permite el abordaje transversal de los contenidos educativos, funcionando como herramienta pedagógica útil para trabajar en las áreas de matemática, historia, economía, geografía y tecnología, entre otras.

En el proyecto –financiado por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación– estuvieron involucrados docentes y estudiantes de la institución, que fue elegida por la coordinación nacional de la Red PEA Argentina y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación junto a otras cuatro escuelas.

Los organismos trabajaron conjuntamente para identificar los establecimientos educativos cercanos a las reservas de biósfera ubicadas en territorio argentino y transferir los fondos necesarios para la implementación o continuidad de proyectos de investigación, formación, supervisión y educación sobre biodiversidad.

El financiamiento del MECCYT también estuvo destinado a la ejecución de iniciativas piloto sobre la búsqueda de la compensación y el equilibrio entre la responsabilidad de mantener la naturaleza y conservar la biodiversidad y la necesidad humana de utilizar los recursos naturales para mejorar el bienestar social y económico de las poblaciones.

Las cinco escuelas seleccionadas –Escuela de Educación Especial N° 501 “Dr. René Favaloro”, de Verónica, Buenos Aires (Reserva de Biósfera Parque Costero del Sur); Escuela Provincial N° 12 “Brigadier Gral. Manuel Hornos”, de Mar Chiquita, Buenos Aires (Reserva de Biósfera Parque Atlántico Mar Chiquita); Escuela Rural N° 940 “Educación para Las Primaveras”, de El Soberbio, Misiones (Reserva de Biósfera Yabotí); Escuela N° 25 “Delia Médici de Chayep”, de Villa Futalaufquen, Chubut (Reserva de Biósfera Andino Norpatagónica); y Escuela “Nuestra Señora del Carmen de Cuyo”, de Ñacuñan, Mendoza (Reserva de Biósfera Ñacuñán)– realizaron visitas a las reservas de biósfera, para relevar información, promover campañas de difusión y analizar posibles acciones de conservación, entre otras actividades.

El Programa “El Hombre y la Biósfera” de la UNESCO

Es una iniciativa de carácter científico, interdisciplinario e intergubernamental, cuyo objetivo es sentar las bases para cimentar, a largo plazo, el mejoramiento de las relaciones entre las personas y el medio ambiente.

La Agenda de Desarrollo Sostenible, adoptada en 2015 por los Estados Miembros de Naciones Unidas, propone en su objetivo 15 “promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y frenar la pérdida de la diversidad biológica”. En este sentido, la Red de Reservas de Biósferas del Programa funciona como un gran terreno para el aprendizaje de la biodiversidad, en el que se obtienen enseñanzas para el desarrollo sostenible.