Entrevista a Dora Barrancos en el Observatorio de Políticas de Género

Compartimos con ustedes los principales extractos de la entrevista que nos concedió la socióloga feminista Dora Barrancos en el marco de las actividades del Observatorio de Políticas de Género.


Dora posee un currículum extenso, difícil de resumir en pocas líneas, es licenciada en Sociología, doctora en Historia, profesora titular de la UBA, doctora Honoris Causa de la Universidad Nacional de La Plata e investigadora principal del CONICET, organismo del que formó parte de su directorio entre 2010 y 2019.

Es una académica de larga trayectoria en cuestiones de género y actualmente es asesora Ad Honorem del Presidente de la Nación, Alberto Fernández. Dedicó gran parte de su vida a estudiar el feminismo, en todas las formas posibles, desde una perspectiva revisionista y también contemporánea. Mediante el análisis y el abordaje de los conflictos y revoluciones privadas de las mujeres, promueve con gran compromiso y sensibilidad la lucha por más y mejores derechos políticos femeninos.

Para acceder a la entrevista completa, ingresá a la sección del Observatorio de Políticas de Género de nuestra web.

Entre los puntos más importantes se destacan los siguientes:

“En esta nueva gobernanza sabemos que hay un 37% de mujeres ocupando cargos sensibles o de alta dirección, algunas en ministerios y otras en una serie de direcciones de organismos muy importantes. Esto es muy conmovedor, es para celebrarlo”.

Argentina es uno de los países que más ha cambiado en materia formal de derechos. Pensemos en la Ley de Identidad de Género, que es una ley maestra, magistral. Es el más importante bien de exportación que ha tenido la Argentina, porque esa Ley de Identidad de Género tiene emulaciones hoy en Europa”.

No hay una evidencia empírica de que, por ejemplo, áreas tan desarrolladas como nuestra Ciudad de Buenos Aires y municipios del conurbano y demás, estén mucho más avanzados en materia de mentalidad antipatriarcales. (...) En todo lugar hay reservas duras y graníticas patriarcales. Esto me gusta decirlo porque a veces hay una impresión un poco liviana, superficial y supraideológica respecto de lugares donde el progresismo en esta materia tiene un desarrollo que ya es irrevocable o de lugares en donde la teluria patriarcal es de consistencia tan irrevocable. Eso no es verdad. En todo lugar del país se puede tornar evidente la lucha de miles y miles de mujeres por más derechos”.

“El patriarcado al inventarse como sistema, inventó a Frankenstein, en cuanto al acogotamiento, el enlazamiento, la coacción que ha significado el modelo masculino para los varones. Alguien me dirá que mucho más han sufrido las esclavas, y es verdad. Pero lo que quiero decir, y siempre lo sostendré, es que en la dialéctica del amo y del esclavo, quien indignifica la situación es el amo. Y por lo tanto es el que carga con toda la posición de residuo y de depósito, de lo más envilecido. Entonces el drama de la existencia humana es que haya amos. La posición de la esclavitud si no hay insurgencia se torna indigna, pero evidentemente quien domina es el actor abyecto de la historia”.

“Yo siempre insisto en provocar mucho a los varones para convencerlos de la dura consistencia que han sido obligados a tener, y que los han hecho abandonar inclusive la expresión de las sensibilidades y emociones”.

En relación a las pautas que debe garantizar la gestión gubernamental en materia de género y violencia, Barrancos sostuvo: “El principio de confidencialidad es un principio esencial, y el otro gran compromiso es la celeridad. El tercero es la evidencia de que habrá un tratamiento absolutamente adherido a formas de derecho y que no habrá arbitrariedades.

Respecto a los objetivos de investigación y capacitación propuestos por el Observatorio de Políticas de Género de la SIGEN, planteó lo siguiente: “Tengo mucha convicción de que hay que construir nuevas bases para erradicar al patriarcado y hay que hacer una nueva pedagogía con los varones. Hay sanciones que son muy interesantes desde el punto de vista de una repedagogía y de reaprendizaje. Tengo mucha expectativa en que el observatorio, además, tenga el impulso y la convicción de propiciar investigaciones”.

Entrevista completa