Entregan tarjetas telefónicas a dispositivos de SEDRONAR para garantizar la conectividad durante la pandemia

El programa que lleva adelante el ENACOM junto a la Secretaría de Innovación Pública, busca acompañar a vecinos de barrios en situación de vulnerabilidad. En este caso, para mantener conectadas a las personas que realizan un tratamiento con sus familias.


En el marco de las políticas impulsadas por el Estado nacional para atenuar los efectos de la pandemia de COVID-19, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) junto a la Secretaría de Innovación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros, entregaron hoy 2.900 tarjetas de telefonía celular a dispositivos con modalidad residencial de la red de SEDRONAR para garantizar conectividad con sus familias a las personas que se encuentran realizando un tratamiento, o que están cursando la cuarentena para iniciar un tratamiento por consumos problemáticos.

La entrega se realizó esta mañana en la Casa Comunitaria San Miguel Arcángel, en Isidro Casanova, perteneciente a la red coordinada por el Padre Bachi, con la presencia del director nacional de Fomento y Desarrollo del ENACOM, Pablo Urquiza; el subsecretario de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Martín Olmos, la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcolm, y la titular de la Secretaria de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación, Gabriela Torres.

“El Estado tiene que estar cerca de aquellas chicas, chicos y jóvenes que más lo necesitan, y en eso aprendemos de Bachi, quien nos enseñó a muchos de nosotros a trabajar por los que menos tienen”, afirmó Pablo Urquiza, del ENACOM. Y agregó: “Nuestro trabajo, desde los distintos lugares donde estamos, es trabajar para el cuidado de cada uno de nosotros. Queremos cuidar la vida de ustedes y esto es simplemente una pequeña parte de lo que tenemos que hacer”.

En ese sentido, Micaela Sánchez Malcolm expresó que “queríamos venir a conocerlos, estar con ustedes y ver qué otras cosas podemos hacer para ayudarlos. La conexión y el poder vincularse con los seres queridos es fundamental. Esperamos que esta sea una primera vez y poder estar con ustedes codo a codo, sin abrazos esta vez, pero que en unos meses nos podamos abrazar, tomando unos mates y charlar un poco de cómo están”.

Por su parte, Gabriela Torres sostuvo que “es muy difícil atravesar el inicio de un tratamiento sin la posibilidad de visitas y el contacto con familiares y también es complicado contar con los recursos para poder hablar por teléfono y comunicarse con los afectos”. Por ello, destacó: “Con estas tarjetas telefónicas que estamos entregando a las comunidades terapéuticas, apuntamos a que se facilite la comunicación entre quienes cumplen el aislamiento previo al ingreso a la institución y sus afectos”. “Gracias al trabajo en conjunto con otras áreas del Estado, estamos contribuyendo con acciones que ayuden al cuidado de quienes realizan tratamientos por consumos problemáticos durante la emergencia sanitaria”, concluyó la secretaria de la SEDRONAR.

El “Programa de Emergencia para Garantizar el Acceso a Servicios TIC para Habitantes de Barrios Populares en el Marco de la Pandemia COVID-19”, que implementa el ENACOM junto a la Secretaría de Innovación Pública, consiste en asegurar que las zonas sin acceso a Internet puedan suplir esa carencia en el menor plazo posible.

En este caso específico, la iniciativa mejorará la conectividad y permitirá que las personas de barrios populares puedan continuar con sus tratamientos respetando las medidas sanitarias vigentes.

Se trata de comunidades y Casas de Atención y Acompañamiento Comunitario (CAAC) donde SEDRONAR dispuso de espacios físicos especialmente acondicionados para el cumplimiento de una cuarentena de 14 días previa al ingreso al dispositivo para realizar el tratamiento, acorde al Protocolo vigente en el marco de la emergencia sanitaria, por el cual no se realizan los tratamientos en dispositivos ambulatorios de forma presencial.

De esta manera, los dispositivos les podrán procurar conexión a las personas que están realizando el tratamiento y a las que se encuentren cumpliendo el aislamiento, para cuidar que no pierdan contacto, virtual o telefónico, con sus familiares o afectos más cercanos.