Entregamos diplomas a egresadxs de la Escuela Popular de género y diversidad sexual

La subsecretaria de Diversidad, Alba Rueda, y la subsecrtaria de Formación, Investigación y Políticas para la Igualdad, Diana Broggi, participaron de la entrega de diplomas a 90 personas que fueron parte de la Escuela Popular de género y diversidad sexual Brandon/Mocha Celis. La iniciativa, parte del Programa de Escuelas Populares de Formación en Género y Diversidad Macachas y Remedios del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad (MMGyD), se orientó a la formación de integrantes de la comunidad LGBTI+ para mejorar los procesos de organización popular, territorial e interseccional y fortalecer la incidencia en la agenda política a nivel local.


La Escuela se llevó adelante de manera cooperativa en una alianza entre Brandon por la Igualdad/Equidad de Derechos Asociación Civil y Cultural y el Bachillerato Popular Travesti Trans Mocha Celis. En 18 encuentros virtuales con modalidad de taller, de manera grupal, colaborativa y horizontal, se abordaron contenidos con perspectiva transfeminista con el propósito de avanzar en transformaciones en la realidad social desde una perspectiva de la diversidad sexual, de géneros y de derechos humanos con una impronta territorial y comunitaria.

De la actividad también participaron Victoria Obregón, directora nacional de Formación y Capacitación en Género y Diversidad; y María Eugenia Trezza, coordinadora del Programa Macachas y Remedios. Además, estuvieron presentes Lisa Kerner, presidenta de Brandon por la Igualdad, Equidad de Derechos y Oportunidades y co-directora de Casa Brandon; y Manu Mirelles, responsable técnica del proyecto.

El Programa de Escuelas Populares de Formación en Género y Diversidad Macachas y Remedios prevé el apoyo económico y acompañamiento técnico de proyectos de formación en género y diversidad desarrollados por organizaciones sociales y culturales y entidades de todo el país. El objetivo principal es fortalecer la capacitación de mujeres y LGBTI+ para propiciar, desde la producción de saberes colectivos, la deconstrucción de estructuras discursivas, prácticas y formas de relación que reproducen y perpetúan las violencias por motivos de género. Es una de las medidas del Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género.