Entre Ríos: la Mesa Apícola busca desarrollar la actividad en la Provincia

Con la participación de profesioanles y técnicos del Senasa, se abordaron cuatro ejes relevantes: la sanidad, la producción, el agregado de valor y la comercialización.


CONCORDIA (Entre Ríos) – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) junto a autoridades y técnicos del gobierno de Entre Ríos, la Federación Apícola; empresarios apícolas locales y de zonas aledañas, unificaron criterios en la mesa de trabajo, con intercambio de ideas, necesidades que el sector apícola presenta y las diferentes problemáticas que tienen los productores día a día en base a cuatro puntos temarios: sanidad, producción, agregado de valor y comercialización.

En el primer encuentro del año, realizado el pasado jueves 11 de junio, en el salón “13 de Noviembre” de la localidad entrerriana de Maciá, la Mesa Apícola Provincial fue encabezada por el ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico del gobierno de Entre Ríos, Juan José Bahillo, junto al intendente local, Juan Diego Conti. Se acordó retornar a una estrategia de unir el sector al Consejo de Desarrollo Apícola (Codeapi) que cuenta con una estructura mucho más operativa. Allí estarán representados la Provincia, el sector exportador, el sector de la producción primaria, las empresas de servicio, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Senasa y la Federación de Productores Apícolas.

En representación de Senasa, expusieron Carolina Kaul del Centro Regional Centro y Cristian Gómez, referente de Sanidad Animal de Entre Ríos, quienes se refirieron a: la promoción de la apicultura orgánica en islas fiscales, el desarrollo de un plan de sanidad estratégico para los productores de la provincia, participación en cursos de formación sobre apicultura orgánica y la formalización de productores apícolas de la agricultura familiar.

Respecto a lo sanitario se avanzó en la unificación de criterios para que Entre Ríos tenga un plan sanitario que necesita el sector apícola para mejorar la calidad de la miel que produce. En este sentido, las autoridades provinciales anunciaron que ya cuentan con un programa sanitario y se acordó presentárlo a la Federación Apícola y al sector exportador para que en 15 días hagan una devolución y, con los ajustes necesarios, hacer el lanzamiento.

En la oportunidad, también participaron los titulares de Industria, Fernando Caviglia, y de Comercio Exterior, Juan Manzur, quienes informaron sobre las líneas de negocio existentes, además se comentaron las diferentes líneas de financiamiento que, en algunos casos ya están operativas, y en otros se están diseñando desde el Gobierno y cómo va a impactar el lanzamiento de los Grupos de Intercambio Solidario (Giser) en el estrato de productores de la agricultura familiar que, a diferencia de otras cadenas, es un sector que tiene un fuerte compromiso de organización.

Lo que se plantea desde el Programa Giser es la organización de los productores de la agricultura familiar para que reciban la asistencia de un técnico, capacitaciones y el acceso a financiamiento colectivo que les incremente los volúmenes, la calidad, la escala y les promueva las redes de comercialización.

Bahillo manifestó su “conformidad en virtud de que las ciudades entrerrianas tienen su desarrollo económico a través de diferentes actividades sustentables, que algunas veces se enfrentan a vaivenes, pero que los productores se mantienen en su trabajo”. Además, adelantó que planteará “una agenda de labor enriquecida con los aportes de los empresarios y productores locales instándolos a exponer sus necesidades, fortalezas y debilidades”.
Por su parte, el secretario de Agricultura y Ganadería provincial, Lucio Amavet, dispuso varias líneas crediticias para el sector productivo, con el objeto de dar respuestas a las diferentes necesidades convocando a trazar líneas de acción para tal fin.

Y agregó: “El sector este año tuvo una buena cosecha en volumen y en precio porque hay otros países que no han podido exportar como resultado de la pandemia. Pero haciendo una evaluación en el mediano plazo, es un sector que tiene que avanzar en la calidad de miel que producimos. Hay mucha miel que se produce de baja calidad, eso le dificulta el precio no solamente al productor sino también al exportador cuando compite con otros países productores. Tenemos que avanzar en la capacitación de nuestros productores y en cómo operamos en las salas de extracción apícola”.

“Si avanzamos en el conocimiento, en la capacitación y en la calidad de miel que producimos, los mercados están abiertos, la miel de Entre Ríos es demandada. Somos la segunda provincia del país como productora y segunda como exportadora. Tenemos 2.500 productores y más de 750.000 colmenas. Tenemos una cultura apícola en la provincia diseminada en todos los departamentos y en todo el territorio, no es exclusiva de una zona. Entendemos que si mejoramos la calidad vamos a mejorar la comercialización y vamos a mejorar el negocio porque el precio va a mejorar”, concluyó Amavet.