Buenas prácticas para la primavera


Aprovechar el incremento de luz solar, limpiar el filtro de los equipos de aire acondicionado, revisar la iluminación de nuestro hogar... Ante la llegada de la primavera, el ENRE aconseja éstas y otras medidas para evitar que el aumento progresivo de la temperatura se traslade al consumo de electricidad y al importe a pagar por el servicio eléctrico.

Aprovechá las horas de luz natural
La primavera alarga el día y acorta la noche. Mientras haya sol, abrí las ventanas, subí las persianas, apartá las cortinas para ventilar la casa y evitar la iluminación eléctrica.

Revisá las lamparitas
Si todavía usás lámparas tradicionales, programá su reemplazo con prototipos LED. En comparación con las primeras, las segundas consumen 8 veces menos electricidad y duran 7.5 veces más tiempo.

Verificá la ubicación y el estado de tus equipos de aire acondicionado
- Conviene colocarlos en zonas de sombra, bien ventiladas, para mantenerlos lejos de fuentes directas de calor. Cuando se calientan, los sistemas de refrigeración gastan más energía para enfriar.
- Si pasó mucho tiempo desde la última vez, limpiá el filtro de los equipos. Los fabricantes recomiendan hacerlo cada seis meses.
- Si estás por comprar un equipo nuevo, contrastá su capacidad de climatización con las necesidades del ambiente que querés climatizar.

Cuando el calor se haga sentir
- Fijá la temperatura del aire a 24 °C (el consumo eléctrico de algunos equipos aumenta hasta un 8% por cada grado inferior a ese umbral).
- Si el acondicionador está encendido, cerrá puertas y ventanas para evitar el ingreso de aire exterior al ambiente climatizado.
- Apagá el equipo cuando abandones dicho ambiente.

El ventilador tiene sus ventajas
- Es más económico.
- En algunos ambientes, combate mejor el calor.

Si estás por pintar tu casa
Elegí colores claros. Al reflejar mejor la luz natural, estas tonalidades aumentan la luminosidad de los ambientes.

Más consejos a favor de un consumo eléctrico eficiente