En Tucumán, promueven el cultivo de batata


Técnicos del INTA junto con agricultores familiares de La Cocha trabajan para fortalecer los sistemas productivos locales, mediante la diversificación de las actividades. Gracias a esta iniciativa, conformaron una cooperativa y aumentaron los rendimientos del cultivo.

En el sur de Tucumán, unos 530 pequeños productores de tabaco trabajan, junto con el INTA, en la diversificación de sus sistemas productivos. En este sentido, técnicos del INTA apostaron por la incorporación de batata, una especie de gran rusticidad, mínimo requerimiento de agroquímicos y alto potencial de industrialización.

Técnicos de la Estación Experimental Agropecuaria Famaillá del INTA, junto con pequeños agricultores vinculados con la actividad tabacalera, iniciaron una serie de ensayos demostrativos que promueven el cultivo de batata.

“En el departamento de La Cocha, la baja rentabilidad del sector tabacalero permitió que los pequeños agricultores evalúen la incorporación de otras actividades productivas”, expresó Rodrigo Borioni, especialista en hortalizas de la Unidad de Extensión y Experimentación Adaptativa Valles Calchaquíes del INTA, y agregó: “De a poco, pudimos realizar ensayos demostrativos que derivaron en jornadas de selección participativa de los mejores genotipos de batata”.

“Gracias a la incorporación de tecnología, aumentaron los rendimientos del cultivo: pasaron de 7 a 25 toneladas por hectárea”, indicó el especialista del INTA quien añadió: “Ese aumento también se vio reflejado en la calidad del cultivo, debido a que se multiplicó el porcentaje de materia seca y el contenido de almidón, entre otros”.

Con el apoyo del INTA, productores de la zona conformaron la Cooperativa Agropecuaria y Hortícola Huasa Pampa Sur. “Gracias a esto, parte de los excedentes de la producción se vendieron en ferias, comercios y fábricas locales de dulces y conservas de pequeña escala”, expresó Borioni.

Sin embargo, las limitantes estructurales y los inadecuados canales de distribución derivaron en una sobre oferta de batata que limitó las mejoras. Ahora, productores junto con organismos gubernamentales, instituciones educativas y el INTA estudian otras alternativas de agregado de valor a la producción primaria. “Necesitamos desarrollar nuevas estrategias que nos permitan sortear los obstáculos encontrados y aumentar los ingresos de los pequeños productores”, manifestó Borioni.