En Rosario,158 familias recibieron las llaves de su nuevo hogar


El el director de Coordinación de Políticas y Programas Habitacionales Agustín Pascual Sanz, en representación del subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación Iván Kerr y el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz, dejaron inauguradas ayer por la mañana 158 nuevas viviendas en la zona de la Ex Villa Olímpica de la ciudad de Rosario.

La obra se enmarca dentro de un plan por el cual el Estado Nacional está invirtiendo más de $589 millones de pesos, en la construcción de un total de 450 viviendas en la zona norte de la ciudad.

Luego del acto declaró de entrega de llaves a los flamantes propietarios, que se desarrolló en el propio barrio, Pascual Sanz comentó la importancia de estar entregando viviendas que son parte “de un proyecto formulado y evaluado en nuestra gestión, con toda la impronta de mejoras que nosotros estamos impulsando con respecto a las obras”.

“Estar hoy acá, nos da la posibilidad de ver efectivamente los resultados buscados, en relación a las calidades de construcción, el tipo de urbanización nueva que se genera, la impronta del barrio, y que los productos que se le van a entregar a los beneficiarios son, en cuanto a calidad y habitabilidad, los adecuados”, agregó el funcionario nacional; que finalizó expresando la alegría de ver cómo se concretan estas obras que “fueron conveniadas en los primeros meses de 2016 y ya están terminadas en los tiempo planificados. La gente puede ver el cambio sustancial que estamos generando en las políticas de vivienda, gracias a las directivas del presidente Macri, trabajando en conjunto con las provincias para que cada vez argentinos puedan acceder a su primer hogar”.

Las casas de la Ex VIlla Olímpica lindante al Barrio Rucci, poseen dos dormitorios y responden a dos tipologías: vivienda universal y dúplex. Además, el complejo cuenta con las redes de agua potable y energía eléctrica -incluyendo el alumbrado público-, desagües pluviales, arbolado, cordón-cuneta, veredas y rampas.

Por su parte, Lifschitz destacó que “Es fundamental el apoyo del Estado y todas sus herramientas, para que las familias trabajadoras accedan a la vivienda propia. Con los recursos del pago de estas viviendas se podrán ejecutar más soluciones habitacionales”. Con respecto al sorteo y adjudicación de las casas, el gobernador remarcó que "fue absolutamente transparente y no hubo privilegio para nadie, todas las familias cumplieron con los requisitos que se exigían, se inscribieron en la página de la provincia sin recurrir a ningún gestor, político o intermediario y tuvieron la suerte de salir sorteadas”, resaltó.

El acto realizado en las calles Salvat y Camino de los ladrilleros contó además con la presencia del secretario de Estado del Hábitat santafesino Diego Leone, el subdirector provincial de Vivienda y Urbanismo Lucas Crivelli, el senador provincial Miguel Angel Cappiello y el concejal de Rosario Gabriel Chumpitaz, junto a demás autoridades locales y provinciales, y las cientos de personas que acompañaron a los adjudicatarios de las viviendas en este momento tan importante de sus vidas.