En resguardo de la salud y la sanidad, se decomisaron cangrejos y frutas

Se trata de mercadería que por falta de documentación y tratamientos cuarentenarios fue decomisada en la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica del Senasa.


General Roca (Río Negro) – Esta mañana en el Puesto de Control ubicado en 25 de Mayo, La Pampa, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó 225 kilogramos de hospederos de mosca de los frutos.

Se trata de naranjas, mandarinas, pomelos y pimientos que, por ser hospederos de dicha plaga, deben contar con un tratamiento cuarentenario para ingresar a la región patagónica. Estos productos se encontraban ocultos en un transporte que se dirigía con carga completa desde el mercado concentrador de Guaymallén, en Mendoza, hacia la localidad neuquina de Centenario.

Mientras que el resto de la carga, compuesta de diversas frutas y hortalizas, estaba correctamente declarada y contaba con la documentación de respaldo, los productos decomisados habían sido colocados en lugares de difícil acceso del semirremolque para sortear los controles de inspección que se realizan en los puntos de ingreso al área libre de mosca de los frutos.

La mercadería que cumplía con los requisitos pudo seguir viaje, en tanto que los productos en infracción fueron decomisados y serán donados a instituciones de bien público ubicadas al norte de la barrera.

Por otra parte, esta semana, agentes de la patrulla móvil que realizaba controles en ruta en la zona del Valle Medio detectaron y decomisaron 10 kilogramos de cangrejos que eran transportados desde San Antonio Oeste hacia Neuquén capital sin la documentación sanitaria de respaldo. Por tratarse de mercadería altamente perecedera sobre la que no podía garantizarse su inocuidad, se determinó su inmediata destrucción.

Con este tipo de acciones el Senasa protege la salud de los consumidores y la sanidad de la producción agropecuaria.