En resguardo de la salud se evitó el comercio de más de mil kilos de alimentos

El Senasa decomisó moluscos, cangrejos, fiambres, menudencias y carne bovina transportados sin rótulos ni documentación que garantice su inocuidad.


GENERAL ROCA (Río Negro) – Durante los últimos días, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) evitó la comercialización de 1.076 kilogramos de productos alimenticios que eran transportados sin la documentación sanitaria que debe avalar su origen, tránsito y destino, implicando un riesgo para la salud de las personas que pudieran consumirlos.

Personal del Senasa destacado en el puesto de control ubicado en la localidad de Río Colorado, provincia de Río Negro, detectó y decomisó la mercadería que fue encontrada oculta entre otros productos y en distintos transportes.

De acuerdo a lo informado en las actas de infracción se trató de 360 kilogramos de pulpa de vieiras que estaban ocultos debajo de cajones y tapados con bolsas de nylon negro en un transporte que se dirigía desde San Antonio Oeste hacia Mar del Plata.

Además de 20 kilos de carne bovina con hueso y 530 kilos de menudencias bovinas que estaban ocultos en un camión que llevaba mercadería desde San Justo, provincia de Buenos Aires, hacia Bariloche; 96 kilos de fiambres que se transportaban desde San Justo a Comodoro Rivadavia y 70 kg de cangrejos que habían sido despachados desde Mar del Plata también hacia Comodoro Rivadavia.

En tal sentido cabe destacar que el total de la mercadería decomisada fue destruida según lo dispuesto por la Resolución ex-MAGyP N°38/2012.

De esta manera el Senasa protege la salud pública al fiscalizar los procesos productivos en los distintos puntos de la cadena agroalimentaria garantizando la inocuidad de los alimentos que consume la población.