En resguardo de la salud pública se decomisaron 800 kilos de pescado

La mercadería era transportada hacia Mar del Plata en un vehículo sin refrigeración ni documentación sanitaria. La tarea fue realizada por agentes del Senasa.


General Roca (Río Negro) – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó anoche, en uno de los puestos de la barrera zoofitosanitaria patagónica, 800 kilogramos de pescado que eran transportados en un vehículo que no contaba con equipo de refrigeración y que se dirigía desde San Antonio Oeste hacia Mar del Plata.

Durante una inspección de rutina en el puesto ubicado en el km 714 de la Ruta Nacional N.º 3, cerca de Bahía Blanca, agentes del Senasa detectaron que la mercadería mencionada era llevada sin la refrigeración adecuada.

Al realizar las mediciones correspondientes observaron que la temperatura en el centro de la masa del producto era superior a la consignada en el rótulo correspondiente para una adecuada conservación. En lugar de encontrarse entre 0 y 4 centígrados, la temperatura alcanzaba los 10ºC. Además, el transporte circulaba derramando líquidos al exterior.

Previamente, el chofer había presentado documentación sanitaria, pero la misma no se correspondía con la del vehículo. En función de las infracciones detalladas –y teniendo en cuenta que la mercadería tenía como destino la comercialiazación–, se determinó su decomiso y destrucción.