En los lugares indicados por la Provincia de Buenos Aires, las Fuerzas Federales realizan nuevos despliegues

Tras el encuentro entre la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, y por pedido del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, comenzó la nueva etapa de coordinación entre las Fuerzas Federales y la Policía de la Provincia de Buenos Aires.


Como parte del acuerdo, desde esta Cartera se brinda asistencia y presencia de efectivos en los diferentes barrios y localidades bonaerenses indicados por el gobernador y sus autoridades provinciales en materia de seguridad.

“Esta coordinación se basa en nuevos operativos a pedido de Axel Kicillof. Estamos en ocho distritos, y seguiremos sumando lugares. El personal de la Prefectura y la Gendarmería se desplegará por distintos barrios, como un complemento de la Policía Bonaerense", explicó el secretario de Seguridad y Política Criminal de este Ministerio, Eduardo Villalba.

Durante una recorrida por Villa Tranquila (partido de Avellaneda), el funcionario aclaró que “se determinó que el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires sea quien decida dónde irán las Fuerzas Federales. Estuvimos trabajando con el ministro Sergio Berni y con otros funcionarios”.

A partir de mapas interactivos de conflictividad y delito, las Fuerzas Federales realizarán operativos complementarios a las tareas que lleva a cabo la Policía provincial, siempre bajo la indicación geográfica que defina la Provincia. De hecho, cada emplazamiento y la distribución se han planificado a la luz del diseño presentado por las autoridades provinciales durante la reunión del miércoles 22 en la que participaron la Ministra Frederic y el Secretario Villalba.

Allí se definió que las fuerzas federales trabajen en los lugares específicos que indiquen las autoridades provinciales. A partir de ese encuentro se trabaja con enlaces de ambas carteras y una articulación diaria en los distintos barrios donde la provincia requiera el apoyo de las FFSS.

Además, se inició un redespliegue de fuerzas de seguridad que están en la provincia para hacer un uso más eficiente y focalizado en los puntos sindicados como más conflictivos por la Provincia de Buenos Aires y un refuerzo complementario con trabajadoras y trabajadores de destacamentos móviles de GNA.

Estas acciones comenzaron hoy a primera hora en barrios de Avellaneda, Quilmes, La Matanza, Almirante Brown, Moreno, Esteban Echeverría, Florencio Varela y Lomas de Zamora. La semana que viene, en tanto, se incorporarán, entre otros, los partidos de Lanús y 3 de Febrero. Cabe destacar que estos barrios del conurbano bonaerense se suman a los 31 distritos donde ya existen dispositivos de las FFSS y que continuarán activos.

“Vamos a ir sumando lugares a pedido del gobernador Kicillof y a quedarnos hasta que la provincia de Buenos Aires lo necesite. El proceso no es solamente de número y procedimiento: hoy se suman 500 efectivos por turno, cifra que se aumentará desde el lunes para llegar a 3.000 efectivos”, aseguró Villalba, y concluyó: “En estos operativos la tarea es preventiva. La Policía de la Provincia de Buenos Aires tiene gran cantidad de recursos, y el gobernador está trabajando para que el plan sea sustentable. Nosotros vamos a apoyar con nuestro trabajo”.