"En la Argentina la obra pública dejó de ser sinónimo de corrupción"


"En la Argentina la obra pública dejó de ser sinónimo de corrupción", dijo el jefe de Gabinete, Marcos Peña, durante una visita a esta capital, donde acompañó la presentación del Plan Hídrico para la ciudad de Corrientes.

Peña ratificó también el apoyo del Gobierno nacional para llevar adelante la obra de construcción del segundo puente que conectará a las provincias de Corrientes y Chaco.

El Jefe de Gabinete arribó a la provincia acompañado por los titulares del Plan Belgrano, Carlos Vignolo, y del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi.

Luego de reunirse con el gobernador Gustavo Valdés, Peña participó de una conferencia de prensa junto al mandatario local y el intendente de la ciudad de Corrientes, Eduardo Tassano, entre otras autoridades, en la que se oficializó la presentación del Plan Hídrico para prevenir inundaciones en la capital provincial.

"Estamos haciendo una inversión muy importante en Corrientes para fortalecer a la provincia y la clave es trabajar en equipo, como lo hemos venido haciendo hasta ahora", sostuvo el Jefe de Gabinete.

Señaló que "cada vez que venimos hablamos de proyectos que después se licitan y se transforman en obras, esto también es cambiar; en la Argentina la obra pública dejó de ser sinónimo de corrupción".

Por su parte, el gobernador Valdés destacó que "en cuanto a obras para la provincia hay un compromiso del Gobierno nacional como nunca antes hemos visto".

En ese marco, puso de relieve que "el Gobierno va a ayudar con una obra muy esperada", la construcción del segundo puente que unirá a esta provincia con Chaco.

El desarrollo de este proyecto es de vital importancia para la zona, ya que el puente General Manuel Belgrano, construido sobre el río Paraná en 1973, es hasta ahora la única conexión entre el área chaqueña y la región mesopotámica y ya resulta insuficiente para garantizar un rápido flujo del tránsito vehícular y del transporte de cargas.

El segundo puente no sólo servirá para mejorar sustancialmente la conectividad, sino que también fortalecerá la comunicación vial en el corredor bioceánico, que en los últimos años ha aumentado fuertemente el caudal del tráfico de cargas.

Respecto del Plan Hídrico para la ciudad de Corrientes, la obra prevé la construcción de 22 ductos de desagües de distintas longitudes que garantizarán una solución definitiva para el problema de las inundaciones en los barrios de esta capital, incluso en casos de lluvias extraordinarias.