En el primer semestre de 2018 los Centros de Acceso a Justicia de todo el país atendieron más de 184 mil consultas


Un total de 184.401 consultas resueltas por el personal a cargo se registraron en el Sistema Informático de los Centros de Acceso a Justicia (SICAJ) puesto en marcha por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos a finales de 2016. La cifra representa un promedio de 1500 consultas diarias durante los primeros seis meses del año.

El SICAJ permite contar con información fidedigna acerca de las consultas que reciben los Centros, las vinculaciones institucionales y las actividades comunitarias, datos que resultan vitales para efectuar diagnósticos sobre la política pública de acceso a la justicia y planificar acciones en cada uno de ellos.

Los números obtenidos son los siguientes:

  • Total de consultas durante el primer semestre de 2018 en todo el país: 184.401

Principales temas

  • Acceso a documentación, partidas y certificaciones: 33%

  • Acceso a prestaciones de seguridad social: 26%

  • Relaciones de familia: 15%

  • Vivienda: 6%

  • Salud: 4%

  • Trabajo: 3%

Además, durante en el mismo período se realizaron desde los CAJ 1592 actividades comunitarias (talleres, charlas informativas, operativos territoriales) y 1.610 actividades institucionales con organismos estatales y organizaciones de la sociedad civil.

¿Qué es un CAJ?

Los Centros de Acceso a Justicia (CAJ) son oficinas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para atender las necesidades de la población vulnerable frente a todo tipo de problemas legales.
Con el fin de poder brindar atención integral, en cada CAJ actúan profesionales del derecho, de la psicología y del trabajo social.
Actualmente existen 90 CAJ en todo el país. El plan oficial es poder seguir ampliando ese número, como así también mejorar su oferta y potenciar la demanda de la población hacia ellos.
Cada CAJ procura convertirse en un actor relevante de la comunidad en la que actúa, y se vincula con organismos locales, organizaciones no gubernamentales (ONG), universidades y colegios de abogados, entre otros referentes.

¿Qué hay en los CAJ?

Información y asesoramiento

Asesora a los ciudadanos sobre temas legales y los derechos involucrados en su consulta, brindando asistencia directa para su resolución.

Asistencia y patrocinio jurídico gratuito

Acompaña y asiste profesionalmente a las personas para realizar gestiones administrativas y conseguir patrocinio jurídico, en caso de que lo requieran.

Acompañamiento psicosocial

El equipo psicosocial acompaña a las personas a fin de lograr su autoreconocimiento como sujetos de derechos.

Mediaciones comunitarias

Efectúa mediaciones comunitarias para intentar resolver conflictos familiares, vecinales, económicos, etc.

Actividades comunitarias

Organiza jornadas, talleres y grupos de trabajo para fortalecer las capacidades comunitarias en el ejercicio de derechos.

Asistencia para derechos y prestaciones sociales

Brinda orientación y facilita el acceso a otras agencias del Estado que gestionan prestaciones sociales (DNI, partidas, gestiones ante ANSES, tarifa social, certificados de antecedentes penales, etc.).

Servicios itinerantes y descentralizados

Los Centros de Acceso a Justicia realizan visitas regulares a distintas zonas de su localidad, donde se encuentra población en situación de vulnerabilidad social, para extender allí la prestación del servicio.

Red Federal de Patrocinio Jurídico Gratuito

La Red Federal de Patrocinio Jurídico Gratuito sirve para ampliar el potencial de los CAJ a partir de la instrumentación de mecanismos efectivos de resguardo, para poder derivar hacia esos efectores los conflictos que requieran la acción ante la justicia.

La red está integrada por tres tipos de actores: abogados, universidades y ONG.

Se conforma así un aumento sustancial en la cantidad de casos judiciales asumidos, al tiempo que se abren dinámicas y procedimientos específicos para cada actor en funcionamiento, una vez finalizado el proyecto.

Los ciudadanos de bajos recursos que necesitan presentarse ante el sistema judicial, y que no dispongan de acceso a la información necesaria para poder enfrentar asuntos legales, encuentran en la red una vía para canalizar su necesidad.

Las instituciones integrantes de la Red asumen casos judiciales derivados por los CAJ, a partir de la identificación de problemas legales que no puedan resolverse de manera alternativa.

Además, de este modo se crean las condiciones para interacciones y capacitaciones mutuas y se desarrolla un sistema de atención similar al de un centro de salud, pero enfocado en problemáticas legales.