En busca de la revalorización de la cadena frutícola

Nuestro presidente Raimundo Lavignolle se reunió en Mendoza con el subsecretario de Agricultura y Ganadería de la pcia., Alejandro Zlotolow, organismos provinciales y representantes de la cadena de Frutas destino industria y fresco. Se abordó la implementación de un esquema similar al Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) para esta cadena, particularmente para durazno y cereza.


En lo que refiere a durazno industria, pulpa y en lata, se puso énfasis en lograr un sistema de control de origen hasta el producto final, donde los involucrados en la cadena compartirían información. Este esquema iniciaría con la información que el INASE obtenga del control en los viveros, de las variedades y superficie que declaren los productores como del volumen, producto y variedad que informe la industria. Una vez en marcha este esquema, se podría replicar en otras especies frutales. Todos reconocieron que es necesario realizar un esfuerzo para unificar información y construir un sistema de control que no sea burocrático.

En cuanto a la identificación de variedades, Raimundo Lavignolle expresó que “se puede realizar por morfología o ADN”. En tanto representantes de la empresa La Campagnola manifestaron que “hoy se exige saber la variedad incluso para las empresas de productos finales tanto para importar como exportar.”

En el contexto actual, es necesaria una importante reconversión del sector en todos los aspectos, a fin de lograr mayor productividad y ganar nuevos mercados. Uno de los pilares de esta reconversión es la varietal, haciéndose imprescindible acceder a nuevas variedades que cumplan con los requerimientos del mercado, para lo cual se deben llevar a cabo acciones entre los sectores público y privado que garanticen los controles necesarios sobre estas variedades.

Otro tema de relevancia que se abordó en el encuentro fue la propiedad intelectual y la importancia de proteger el derecho de propiedad de los creadores de nuevas variedades vegetales. Brindar desde los organismos nacionales como provinciales las herramientas para que el dueño de la variedad pueda protegerla y ejercer su derecho sobre ésta.

En lo que respecta a cereza, la temática estuvo centrada en el interés que tiene el sector en las variedades tempranas que hoy se traen de Estados Unidos. El objetivo es poder desarrollar variedades aptas para nuestras zonas. El INASE propuso ser intermediario con los obtentores, una vez que se nos informen cuáles son las variedades de interés para poder licenciarlas en el país.

Tanto el diálogo como la puesta en común de la experiencia de cada actor involucrado en la cadena es sumamente importante para lograr el objetivo que se busca, por ello participaron también representantes de la Federación Plan Estratégico de Durazno Industria (FEPEDI), Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (ISCAMEN), Instituto de Desarrollo Rural (IDR), y del sector de Frutas para destino Fresco, y la Cámara de Productores de Cereza.