Emerge y se formaliza la pesca artesanal en la ciudad de Mar del Plata

El reconocimiento de la actividad, es un logro del trabajo colectivo realizado por diferentes organismos del Estado, entre ellos el Senasa, aún en plena pandemia.


Buenos Aires - Gracias al trabajo conjunto de distintos organismos del Estado, municipal, provincial y nacional, y del cual el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), también es parte activa, se logró el reconocimiento como actividad productiva, dentro del partido de General Pueyrredón, a la pesca en pequeña escala.

Se dio mediante el permiso de una primera embarcación de pesca provincial para que opere en la zona marítima autorizada.

Son cuarenta aproximadamente, las embarcaciones que ya iniciaron este proceso de registro ante los organismos públicos, por lo que unas 300 familias vinculadas a la pesca artesanal se beneficiarán con ingresos regulares, dentro de una actividad formal.

Es resultado de la voluntad de pescadores que buscan salir de una actividad de subsistencia para convertirse en trabajadores de la economía social y brindar sus productos a consumidores locales y también, a la industria pesquera nacional.

El Estado, a través de un trabajo colectivo del Ministerio de Agricultura de la Nación, Prefectura Naval Argentina, el Ministerio de Desarrollo Agrario de la provincia de Buenos Aires, el Inidep, el INTA, el municipio y el Senasa, hizo que este sector productivo, ocupe un espacio dentro de la matriz productiva del país.

Es indiscutible el lugar protagónico de Mar del Plata en la actividad pesquera nacional. Su paisaje conoce de pintorescas embarcaciones hasta buques factorías que procesan en altamar, para despachar luego desde el puerto, productos que llegan a distintas partes del mundo.

El Senasa acompañó siempre los requerimientos de esta actividad en cuanto a su rol de contralor y en la fiscalización sanitaria de los productos pesqueros. Hoy, en la foto de la familia pesquera marplatense se puede mostrar con orgullo un nuevo actor oficial, el pescador artesanal.

Cabe destacar que el Centro Regional Buenos Aires Sur del Senasa, según los lineamientos nacionales del organismo, decidió acompañar fuertemente a los pequeños pescadores para avanzar en la formalización de la pesca artesanal en el todo el territorio bonaerense.

Para esto contó con la colaboración de la Coordinación de Agricultura Familiar, la Dirección Nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria y de las máximas autoridades del Senasa, para replicar lo trabajado en Mar del Plata, en otros municipios costeros de la Provincia, mediante un abordaje integral e inclusivo.

Los próximos pasos del organismo sanitario en cuanto a esta actividad, están orientados a la generación de registros específicos y actividades de capacitación para pescadores, en temas de buenas prácticas e inocuidad y calidad en alimentos.