El Tribunal Oral Federal N° 2 certificó normas de calidad

El juzgado recibió un reconocimiento por su certificación de calidad de acuerdo a las normas ISO9001. La iniciativa fue impulsada y acompañada por el Programa de Gestión de Calidad del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.


Procesos más rápidos, eficaces, con una perspectiva en la que la atención al público sea prioritaria; comunicación interna fluida, respuestas veloces. Estos son algunos de los objetivos que tiene la certificación de los estándares de calidad en la Justicia según las normas ISO9001 que otorga el Instituto Argentino de Normalización y Estandarización (IRAM).

Cada vez más juzgados, tribunales y vocalías de la Justicia deciden encarar este proceso para mejorar sus métodos laborales. Esta semana se otorgó la certificación a los integrantes del Tribunal Oral Federal 2, que cumplieron con estos estándares para su Mesa de Entradas, uno de las partes más importantes de cualquier órgano judicial, ya que allí se brinda la atención al público.

El impulso y acompañamiento a los diferentes órganos del servicio de Justicia que deciden encarar este proyecto surgió desde el Programa de Gestión de Calidad del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a cargo de Sandra Dosch.

En el encuentro estuvo presente el secretario de Justicia de la Nación, Santiago Otamendi. “Trabajando junto con las instituciones del Poder Judicial buscamos generar una mayor transparencia en la gestión y elevar los estándares en la prestación de servicios, para dar una respuesta eficiente a la demanda de la ciudadanía”, explicó el funcionario.

También estuvieron presentes los miembros del tribunal: los magistrados Jorge Gorini, Jorge Tassara y Rodrigo Giménez Uriburu. “Empezamos por la Mesa de Entrada porque entendemos que es el lugar que nos vincula a nosotros, los jueces, con la gente”, explicó Gorini.

“Empezamos a trabajar en el proyecto a principio del año pasado, tomamos la decisión de encarar un proyecto como este con el temor de que fuera un incremento de cargas laborales, de que fuera una dificultad más que una solución. Pero no fue así en absoluto”, añadió Gorini.

Otamendi destacó que “uno de los objetivos es de dar confianza a la comunidad respecto al desempeño coherente y transparente de la Justicia y brindar una mayor transparencia en la gestión y el acceso a la información.”

Mejorar el servicio de justicia

Con el impulso del Programa de Gestión de Calidad, ya son más de 170 las dependencias judiciales de las justicias federal y provincial que han empezado procesos de certificación de las normas ISO9001.

Esta norma, de carácter internacional, reúne todos los requisitos que deben cumplir los Sistemas de Gestión de la Calidad. El sistema que se implementa a partir de la certificación es de mejora y autorevisión continua.