El tren Roca tiene un nuevo Centro de Control Eléctrico


Desde esta central ubicada en Constitución se monitorea el suministro eléctrico de los trenes del Roca, la línea más utilizada del Área Metropolitana, con más de 700.000 pasajeros diarios; con la nueva tecnología pueden detectarse fallas en tiempo real y evitar así demoras y cancelaciones en el servicio; se suma a otras obras en la línea como la electrificación de 71 nuevos kilómetros de vías, frenado automático en todos sus ramales eléctricos, un nuevo depósito de trenes en Tolosa y la renovación integral de la histórica cabecera de Constitución, entre otras mejoras.

El tren Roca tiene una nueva central de control eléctrico, ubicada en Constitución, desde donde se monitorea el abastecimiento y la tensión de energía eléctrica del tren y las instalaciones de la línea. Es un salto tecnológico en la infraestructura de la línea de tren más utilizada de todo el Área Metropolitana de Buenos Aires, donde viajan más de 700.000 personas por día.

A través de un sistema de pantallas se monitorea el estado real del suministro de todas las subestaciones de la linea, en todos sus ramales eléctricos, Alejandro Korn, Ezeiza, La Plata y Bosques-Berazategui, más el tramo Claypole Bosques que hasta hace dos años atrás era diesel.

"Con estas obras estamos saldando una deuda histórica en materia ferroviaria, incorporando tecnología que no se renovaba desde hace más de 30 años. Fue nuestro primer compromiso con el transporte público de calidad y de la transformación de los trenes metropolitanos que estamos llevando adelante, con obras como los viaductos, vías nuevas, electrificación de trenes diesel, pasos bajo nivel, sistemas de señalamiento y comunicaciones, estaciones y renovación de los sistemas eléctricos, y además con tecnología como son los centros de monitoreo de cámaras de seguridad, los sistemas de información al pasajero y, en el caso del Roca, además, la recuperación del patrimonio histórico con la restauración integral de la histórica cabecera de Constitución". Guillermo Dietrich, Ministro de Transporte de la Nación.

Esta innovación tecnológica asegura que, ante un corte de electricidad, los sistemas sigan funcionando. Desde un tablero de control se monitorea el abastecimiento y la tensión eléctrica de la línea. Para utilizar los equipos nuevos se capacitaron 50 empleados.

En los ultimos 3 años, en la línea Roca se electrificaron 71 nuevos kilometros de vías, lo que implicó la renovación de todos los sistemas eléctricos, más la construcción de una nueva subestación en Quilmes, para abastecer al ramal a La Plata, que hasta ahora se abastecía desde Temperley y ahora lo hace en forma autónoma.

El antiguo centro de control había sido instalado en 1985 y no se renovaba desde entonces.

Otras mejoras en la línea Roca

  • 71 kilómetros de vías electrificados nuevos

  • Frenado automático en todos los ramales eléctricos

  • Nuevo taller en Tolosa, renovación de vías, señalamiento y nuevo
    viaducto en el ramal a La Plata

  • Estaciones renovadas con molinetes

  • Centro de monitoreo de cámaras de seguridad en Constitución

  • 200 coches eléctricos adquiridos a China

  • Renovación histórica de la cabecera