El test COVIDAR IgG ya se utiliza en la Provincia de Buenos Aires

A partir de la aprobación en el Congreso de la "Ley Silvio", el gobierno de la Provincia de Buenos Aires comenzó a utilizar en el personal sanitario bonaerense el test serológico COVIDAR IgG, desarrollado por científicos del Instituto Leloir y del CONICET.


Tras la creación del Programa de Protección al Personal de la Salud ante la pandemia de COVID-19, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires inició una prueba piloto en la Región Sanitaria VIII, con cabecera en la ciudad de General Pueyrredón, para determinar la prevalencia de la infección en el personal sanitario de la provincia.

Para llevarlo a cabo, las autoridades sanitarias provinciales decidieron utilizar el test COVIDAR Ig, que permite determinar, en un par de horas, si una persona tiene anticuerpos contra el coronavirus SARS-CoV-2 a partir del análisis de muestras de sangre. El desarrollo del test fue liderado por la investigadora Andrea Gamarnik y tuvo lugar en el marco de la "Unidad Coronavirus Covid-19", conformado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), el CONICET y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación para coordinar las capacidades del sistema científico y tecnológico nacional en tareas de diagnóstico e investigación sobre SARS-CoV-2.

Cabe recordar que el pasado 21 de mayo, la provincia de Buenos Aires recibió de manos de Gamarnik, y en forma de donación 10.000 determinaciones del kit "COVIDAR IgG". La entrega se hizo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires durante una reunión que mantuvieron el ministro Salvarezza; la presidenta del CONICET, Ana Franchi; el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia, Augusto Costa; el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan; su vice Nicolás Kreplak, entre otros.

Los científicos explicaron que las determinaciones que recibió la Provincia son una herramienta muy útil para controlar la pandemia porque, no solo sirven para saber si una persona ya tuvo la enfermedad, sino que también pueden ser utilizados para conocer la evolución de la infección en pacientes positivos, estudiar a personas en grupos de riesgo como profesionales de salud, así como para cuantificar anticuerpos en los plasmas de personas curadas que puedan utilizarse para terapia de pacientes infectados,.

La medida alcanzará a todo el personal médico, de enfermería, de dirección y administración, logístico, de limpieza, gastronómico, ambulancieros y demás personas que presten servicios en establecimientos donde se efectúen prácticas destinadas a la atención de casos sospechosos, test y tratamiento de coronavirus.

La nueva normativa es conocida como "Ley Silvio" en conmemoración a Silvio Cufré, el primer trabajador de la salud víctima del coronavirus en la provincia de Buenos Aires.