El tenis de mesa adaptado argentino quiere llegar a Tokio

La entrenadora Alejandra Gabaglio cuenta sobre las expectativas de la Selección que se prepara para viajar al Preolímpico de Eslovenia. Fernando Eberhardt, Giselle Muñoz, Elías Romero y Aleksy Kaniuka buscarán su clasificación a los Juegos.


A las órdenes del entrenador Rodrigo Delgadillo y las entrenadoras Alejandra Gabaglio y Cecilia Varela, el tenis de mesa adaptado argentino realiza su última etapa de preparación en el CeNARD para lograr la clasificación a los Juegos Paralímpicos de Tokio. El próximo 3 de junio comenzará el Preolímpico en Eslovenia y Fernando Eberhardt, Giselle Muñoz, Elías Romero y Aleksy Kaniuka irán por su sueño. “Los que más chances tienen son Fernando y Giselle, que hoy son primeros suplentes; pero los cuatro están muy bien preparados y no hay imposibles”, le confió Gabaglio a deportes.gov.ar.

“La particularidad q tiene este torneo de clasificación paralímpica es que es sólo el primero de cada clase de competición puede lograr la plaza, lo que implica mucha presión y seguramente hará que vivamos jornadas de mucha intensidad. Nosotros nos entrenamos sabiendo que debemos estar fuertes mentalmente para cualquier imprevisto, estamos en un momento especial donde se reprograman vuelos, se alteran calendarios y el COVID es un protagonista importante; sabemos que estamos muy bien encaminados y tenemos muchas expectativas”, prosiguió la entrenadora.

A excepción de Fernando Eberhardt, quien en este momento se encuentra en Córdoba, la Selección ultima detalles en el CeNARD con estricto protocolo. “Vamos avanzando en todo lo que podemos porque ya estamos ahí de viajar y competir, por eso todos nos estamos cuidando al máximo, haciéndonos hisopados y por suerte vamos logrando bastante continuidad en los entrenamientos”, resaltó Gabaglio, quien reconoció que hace tiempo se vieron obligados a parar por COVID positivo de algunos integrantes.

Y finalizó: “En nombre de todo el equipo quiero agradecer al ENARD y la Secretaría de Deportes de la Nación. Ya estamos todos muy bien, queremos estar en Eslovenia y demostrar que el tenis de mesa adaptado argentino tiene argumentos para estar presente en Tokio”.