El Senasa evitó la comercialización de más de dos toneladas de carne no apta para el consumo en Río Negro

Se trata de 144 costillares bovinos que eran transportados ocultos en el doble fondo construido debajo de la cama de un motorhome sin respetar las normas de higiene y sanidad.


General Roca, 20 de septiembre de 2018 - El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) evitó la comercialización de aproximadamente 2145 kilos de carne bovina con hueso que eran transportados ocultos en un motorhome sin cuidar las condiciones de salubridad indispensables para su consumo.

Agentes del organismo estatal nacional decomisaron estos productos para preservar la salud de los posibles consumidores y mantener el estatus sanitario de área libre de fiebre aftosa sin vacunación, ya que se trata de mercadería sin documentación sanitaria y de ingreso prohibido a la región, que fue encontrada en un colectivo adaptado como casilla rodante que se dirigía desde General Acha, La Pampa, hacia Cipolletti, Río Negro.

Tras una primera inspección del vehículo en el Puesto de Control de Casa de Piedra, los agentes del Senasa solicitaron apoyo policial para poder realizar una revisión más exhaustiva que se llevó a cabo en el destacamento de tránsito de General Roca donde se desarmó la cama del motorhome y se descubrió un doble fondo en el que estaba oculta la mercadería.

Luego de labrarse el acta correspondiente, agentes del Senasa y de la Gendarmería Nacional custodiaron el vehículo y lo trasladaron hasta un frigorífico con habilitación oficial de la localidad de Senillosa, donde se procederá a la destrucción de la mercadería en el digestor con la presencia de un funcionario público.