El Senado aprobó ley que penaliza el trabajo infantil

Carlos Tomada celebró hoy la aprobación unánime que dio el Senado a la ley que penaliza el trabajo infantil. El ministro de Trabajo -presente durante el debate y la votación- afirmó: “No tiene que haber ni un solo niño que trabaje en la Argentina. El trabajo infantil es un ejercicio vergonzante para la condición humana y vamos a seguir luchando por su erradicación definitiva


Carlos Tomada celebró hoy la aprobación unánime que dio el Senado a la ley que penaliza el trabajo infantil.

El ministro de Trabajo -presente durante el debate y la votación- afirmó: “No tiene que haber ni un solo niño que trabaje en la Argentina. El trabajo infantil es un ejercicio vergonzante para la condición humana y vamos a seguir luchando por su erradicación definitiva”.

El ministro agregó también: “Queremos que los chicos jueguen y estudien, que los adultos trabajen y que los que usan el trabajo infantil sean fuertemente sancionados. Estamos construyendo un país sin trabajo infantil”.

“Éste es un importantísimo avance en línea con lo que venimos haciendo en los últimos años frente a esta problemática que pretendemos erradicar de nuestro país. A partir de ahora si alguien quiere seguir aprovechándose de nuestros niños y niñas, sabrá que, además de las importantes multas que ya estaban vigentes, irá a la cárcel, por lo que estamos convencidos: el efecto disuasorio será mucho mayor”, sostuvo el ministro.

La norma impulsada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, agrega el artículo 148 bis al Código Penal estableciendo que: - Será reprimido con prisión de 1 (uno) a 4 (cuatro) años el que aprovechare económicamente el trabajo de un niño o niña en violación de las normas nacionales que prohíben el trabajo infantil, siempre que el hecho no importare un delito más grave. - Quedan exceptuadas las tareas que tuvieren fines pedagógicos o de capacitación exclusivamente. - No será punible el padre, madre, tutor o guardador del niño o niña que incurriere en la conducta descripta.