El rompehielos ARA “Almirante Irízar”operó junto a medios aeronavales en el Mar Argentino

Participaron dos Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros y un Fennec de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros. Además, se realizó un adiestramiento conjunto con un Bell 212 de la Fuerza Aérea Argentina.


En navegación – En el marco de las pruebas de máquinas que el rompehielos ARA “Almirante Irízar” viene realizando de cara a la Campaña Antártica de Verano 2020/2021, se concretaron ejercicios y adiestramientos junto a diferentes medios aeronavales.

Las jornadas iniciaron con dos Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros e incluyeron ejercicios de prácticas de anavizaje y despegue (PAYD); carga y descarga de material y pasajeros; y reaprovisionamiento de combustible en caliente. De esta forma, los pilotos pudieron cumplir con sus recalificaciones obligatorias para volar y, al mismo tiempo, se ajustaron roles en la cubierta de vuelo del buque.

Estos adiestramientos sirvieron además de ejercicio práctico final para señaleros, calceros y trinqueros de la unidad que completaron la etapa práctica de sus cursos a través del Centro de Adiestramiento Aeronaval de la Fuerza Aeronaval N°2 (CIFA).

El Cabo Principal de Mar Matías Escobar, parte de la dotación del rompehielos, fue uno de los calceros y trinqueros que participó de las maniobras: “Esta es la primera vez que embarco en el ‘Irízar’. Si bien ya tuve la posibilidad de ir a la Antártida en tres oportunidades, nunca antes lo hice a bordo de esta unidad”, señaló y agregó: “Estos ejercicios nos permiten trabajar de forma real, teniendo en cuenta variables que uno analiza de forma teórica y luego complementa en el buque con los helicópteros operando”.

Luego las actividades continuaron con un Fennec perteneciente a la Primera Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros, con el que también se desarrollaron prácticas de PAYD en la cubierta de vuelo.

Por otro lado, ayer por la mañana se realizaron tareas de reaprovisionamiento vertical (VERTREP) con la Fuerza Aérea Argentina, quien desplegó un helicóptero Bell 212 perteneciente a la VII Brigada Aérea, permitiendo un entrenamiento conjunto entre ambas Fuerzas. Cabe destacar que para poder operar, estos pilotos también debieron cumplir con un curso específico a cargo del CIFA.

El Jefe de Cubierta del “Almirante Irízar”, Teniente de Navío Yamil Iván Bentancor, destacó la correcta interacción que en todo momento se dio entre la dotación del buque y los pilotos, lo que sumado a la instrucción previa, permitió que todo se desarrolle según lo estipulado: “Esta es una actividad que se realiza todos los años previo a realizar la campaña, con el objetivo de llegar adiestrados a la Antártida. Las operaciones con las aeronaves de ala rotatoria de la Fuerza Aérea son muy necesarias ya que nos permiten interactuar con unidades que son diferentes a las de la Armada y que demandan adiestramiento a la hora de operar con ellas”, explicó.

En los próximos días el rompehielos continuará con sus pruebas de motores, sensores y sistemas tal cual viene haciendo desde su zarpada. A la vez, se prevé un ejercicio de remolque junto al aviso polar ARA “Bahía Agradable”, unidad que también operará junto al “Irízar” en su despliegue antártico.