El rompehielos Almirante Irízar llegó a la base Esperanza, en la segunda etapa de la Campaña Antártica de Verano 2018/19


El Ministerio de Defensa informa que el rompehielos ARA Almirante Irízar arribó a la base Esperanza, el primer destino de la segunda etapa de la Campaña Antártica de Verano 2018/2019.

Tras nueve días de navegación y con una temperatura de -1°C, el buque polar inició las tareas logísticas en esa base, que será reabastecida con víveres, combustible, generadores, maquinarias y materiales para la construcción.

Una vez fondeado en cercanías de las instalaciones, el personal del buque procedió al arriado de dos lanchas EDPV (Embarcación de Desembarco de Personal y Vehículos) y dos botes para comenzar con las descargas de material.

A su vez, un helicóptero Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros (EAH2), embarcado en el rompehielos, inició el reabastecimiento por aire.

El recibimiento de la dotación del Irízar estuvo a cargo del jefe de la base, teniente coronel Gustavo Quiroga, quien con personal del Comando Conjunto Antártico se encargó de la logística terrestre y la coordinación de la descarga proveniente del buque de la Armada.

Las maniobras permiten reabastecer a la base permanente con carga frigorizada, víveres secos, materiales para la construcción y mantenimiento, equipamiento para el trabajo diario, dos generadores de electricidad de última generación y gasoil antártico a granel.

Si las condiciones climáticas continúan favorables, se prevé culminar hoy con las tareas de reabastecimiento en Esperanza, para luego continuar con lo previsto en el itinerario poniendo proa hacia la base antártica Marambio.

La base Esperanza es una de las seis permanentes que tiene la Argentina en el continente blanco y está situada en Punta Foca, de a bahía Esperanza, sobre el estrecho antártico, de esa península.

La actividad en esa base fue iniciada por la Armada Argentina cuando puso en servicio en enero de 1952 el Faro Esperanza, ubicado en la mayor de las rocas Grunden de la caleta Choza, al sudeste de bahía Esperanza.

El 31 de marzo de ese año se inauguró el Destacamento Naval Esperanza, que un año después pasó a manos del Ejército Argentino y lo conformó como base permanente.

El 14 de mayo de 1978 se inauguró en la base la primera escuela antártica, que contó además con guardería infantil y jardín de infantes, dependiente del Instituto Dr. Dámaso Centeno, lo que permitió dar inicio a los cursos regulares anuales de nivel primario y secundario.

Desde el 11 de agosto de 1997 el establecimiento educativo forma parte del Ministerio de Educación de la provincia de Tierra del Fuego y en 2012 adquirió su nombre definitivo: Escuela Provincial Nº 38 Presidente Raúl Ricardo Alfonsín.

En la actualidad la base cuenta con personal permanente que cumple funciones militares y logísticas, junto a investigadores de la Dirección Nacional del Antártico (DNA) y del Instituto Antártico Argentino, algunos de ellos acompañados de sus familiares.

Entre los trabajos de investigación que se llevan adelante allí figuran estudios de sismología, glaciología, biología marina y terrestre con seguimiento de mamíferos y aves, y estudios de algas y hielos. También se realiza recolección de datos meteorológicos (presión, humedad, temperatura del agua, observación de nubes y vientos).