El rompehielos Almirante Irízar finalizó con el reabastecimiento de la base Marambio, su último destino de la segunda etapa de la CAV 2018/2019


El Ministerio de Defensa informa que el rompehielos ARA Almirante Irízar concluyó con el reabastecimiento de la base Marambio, su último destino de la segunda etapa de la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2018/2019.

Luego de diez días de permanencia en la Bahía López de Bertodano de la Isla Marambio, el buque polar finalizó con la tarea de abastecimiento, de traslado de personal y de repliegue de material remanente.

Las maniobras logísticas se realizaron con helicópteros Sea King embarcados en el buque y se desplegaron cada vez que las condiciones meteorológicas resultaron favorables.

La base fue reabastecida con gasoil antártico (GOA), nafta, aceites, JP1 (combustible de aeronaves), víveres secos y congelados, materiales para la construcción y cargas generales.

El Irízar también embarcó a investigadores de la base que realizaron estudios científicos en el área.

El jefe de mantenimiento de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros, teniente de navío técnico Héctor Ayuso, informó que para realizar todo el trabajo de reabastecimiento a la base Marambio fueron necesarias 65 horas de vuelo repartidas en 12 días.

Tras cumplir con su misión, el rompehielos puso proa hacia Ushuaia para dar por finalizada la segunda etapa de la CAV 2018/2019.

En su trayecto, el buque pasó por la base temporaria Petrel para embarcar al personal que estaba allí desde el 30 de enero, en total dos oficiales del Ejército Argentino y 16 suboficiales -cuatro del Ejército, once de la Armada y uno de la Fuerza Aérea Argentina- que realizaron el mantenimiento de las instalaciones, la remoción de basura histórica, el tendido eléctrico y el pintado de las instalaciones.

Los efectivos fueron llevados hasta el rompehielos en un helicóptero Sea King y una vez que lleguen a Ushuaia regresarán a Buenos Aires a bordo de un Hércules de la Fuerza Aérea.