Presidencia de la Nación

El PRONEV como política de Estado y las oportunidades para el sector privado

Autoridades de la Secretaría de Energía encabezaron la jornada de análisis y debate en torno a al Programa Nacional de Etiquetado de Viviendas (PRONEV), una iniciativa que ya ha incorporado a 8 provincias a su estrategia para un uso más eficiente del consumo y la reducción de emisiones.


Bajo el título “Etiquetado de Viviendas, un proyecto de triple impacto” la secretaría de Energía de la Nación, Flavia Royon, convocó a un encuentro donde, a través de dos paneles específicos, se presentaron las experiencias del sector público y las ventajas y oportunidades de las políticas de etiquetado.

La Funcionaria resaltó la importancia del PRONEV dentro de la política energética nacional. Al respecto sostuvo: “Esto también tiene triple impacto. Tiene un impacto ambiental, porque por supuesto bajando la generación también bajamos la emisión de gases. Tiene un efecto económico, porque por supuesto a mayor eficiencia, baja no tan solo la factura de ese hogar sino también es más eficiente todo nuestro sistema, gastamos menos. Y tiene un impacto social: el impacto social no es tan solo el mejorar la calidad de vida del que vive en una vivienda energéticamente eficiente, sino también en la generación también de puestos de trabajo. El programa nacional de etiquetado de viviendas claramente es una oportunidad de desarrollo dentro de este nuevo mundo de la energía”.

El evento PRONEV tuvo lugar en la sede de YPF y contó con la participación de las principales autoridades de la Secretaría de Energía, con la apertura a cargo del subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti.

“Este Programa es una base muy importante en políticas públicas de eficiencia energética que tiene que ver con un sistema único de etiquetado a nivel nacional: no importa si uno evalúa en Misiones, en el Noroeste, en la Patagonia, o en el AMBA, como los criterios son los mismos la etiqueta va a tener una validez nacional y va a permitir que el usuario, el consumidor, tenga en cuenta y le sirva la información”, explicó el Subsecretario.

A continuación, la directora de Energías Renovables, Florencia Terán, realizó una presentación general en la que detalló el sentido fundamental del programa de etiquetado: “Nos permite implementar en todo el país de manera unificada un criterio para que los ciudadanos argentinos puedan evaluar su vivienda, conocer cuánto es el consumo y realizar mejoras para cuidar el ambiente, proteger los ahorros de eficiencia y avanzar en políticas de eficiencia energética en el sector residencial”.

De acuerdo con el criterio federal de la iniciativa, la Secretaría de Energía trabaja para incorporar a las provincias en la formación y ejecución del Programa. Hasta el momento se han integrado Catamarca, Córdoba, La Rioja, La Pampa, Río Negro, Salta, San Juan y Santa Fe.

El PRONEV implica la articulación del gobierno nacional como autoridad de aplicación, y de las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como unidades ejecutoras locales, e involucra tres tipos de agentes: etiquetadores, formadores y propietarios.

A través de una escala gradual que va de la “A” (más eficiente) a la “G” (menos eficiente) la etiqueta de eficiencia energética permite diagnosticar y cuantificar el requerimiento energético de las viviendas a partir de sus características técnicas.

Las instituciones públicas y hogares abarcados por la iniciativa suman este documento a sus instalaciones y, de esta forma, permiten establecer un criterio unificado a la hora de compararlas.

Scroll hacia arriba