El Programa RAICES tiene una nueva Red de científicos/as argentinos/as en Brasil

La nueva Red ya cuenta con más de cien integrantes argentinos/as radicados/as en distintas partes del territorio brasileño.


El Secretario de Planeamiento y Políticas en CTI, Diego Hurtado, anunció la conformación de una nueva Red del Programa RAICES en BRASIL. La RCAB, tiene como propósito fortalecer el vínculo entre los/as científicos/as argentinos/as residentes en Brasil y la comunidad científica argentina, a la vez que colaborar con la construcción colectiva de la política científica y tecnológica nacional.

La Red RAICES en Brasil se suma a las redes en Alemania, Australia, Canadá, Chile, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Israel, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Suiza (más las que están en proceso de creación en México y China). La nueva Red ya cuenta con más de cien integrantes argentinos/as radicados/as en distintas partes del territorio brasileño, cuyas actividades se encuentran directamente relacionadas con la investigación científica y académica. La Red funciona bajo la coordinación del Programa RAICES, que fue relanzado a finales de 2020 en una búsqueda de recuperar su objetivo original y generar nuevos ejes de trabajo que incluyen la puesta en valor de la labor con las Redes de Científicos/as, Investigadores/as y Tecnólogos/as en el exterior, y la conformación de nuevas redes.

La Red de Brasil formalizó recientemente su conformación mediante la creación de su estatuto y la elección de tres órganos coordinadores; científico, técnico y administrativo. Cuenta con comisiones vinculadas a 8 áreas de conocimiento: física, química, matemática, computación, astronomía y geociencias; salud pública; ciencias ambientales y forestales; biológicas, biomédicas y medicina; ingenierías, computación y ciencias de los materiales; economía, ciencias sociales y aplicadas, estudios de género y minorías; lingüística, letras y artes; y sociología, historia, política, antropología, filosofía y educación. Esta última área de conocimiento concentra a gran parte de los/as integrantes de la Red brasilera.

El coordinador técnico de la Red, Ariel Silber, destacó la voluntad colectiva con la que se gestó: “Buscamos que se piense a la Red como un recurso que, desde la experiencia y conocimientos adquiridos de sus miembros, pueda contribuir al crecimiento de la ciencia argentina y de la sociedad en general desde una visión amplia que incluye a la cultura, teniendo al Programa RAICES como nexo para el intercambio. La Red de Brasil brinda la oportunidad de que la ciencia argentina incorpore conocimientos, trayectorias distintas y hasta una visión espejo de quienes nos formamos en el sistema científico argentino y lo miramos desde afuera desde hace algún tiempo. Esto creemos que puede tener un valor”.

Sobre la posible contribución de la Red a la política científica argentina, la coordinadora administrativa de la Red, Natacha López Galucci, manifestó: “Estamos en una primera etapa, comenzando un proceso de construcción e intercambio colectivo entre los miembros de la Red para mapear los distintos intereses y así poder pensar contribuciones posibles a la ciencia argentina, en las que el arte y la cultura también tengan un lugar destacado”.

Ambos coordinadores coinciden en señalar la existencia de problemáticas actuales vinculadas al campo de la cultura que pueden abordarse a partir del conocimiento de experiencias brasileras, y así colaborar con distintos campos de estudio de Argentina.

La RCAB cuenta con un canal de Youtube en el que se difunden charlas y actividades de interés para la comunidad académica y científica argentina-brasileña y para el público en general.

Uno de los ejes centrales del Programa RAICES incluye el involucramiento de estas Redes en el proceso colectivo de construcción del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2030. El Plan se presenta como un marco conceptual y de planificación que busca responder a las demandas de políticas públicas de los sectores estratégicos. El aporte de las Redes a la formulación del Plan 2030 tiene un lugar protagónico y se canalizará a través de las propuestas que surjan en las mesas de trabajo inter-redes que se desarrollarán en el transcurso del año.