El Presidente agradeció la tarea de las FFAA en el combate al coronavirus y les anunció una regularización salarial

El presidente Alberto Fernández encabezó esta mañana el encuentro de Camaradería de las Fuerzas Armadas, donde agradeció a todos sus efectivos “por estar presentes cuando su pueblo los necesitó” durante la lucha a la pandemia del coronavirus, y anunció que a partir del 1 de octubre se incorporará al salario del personal militar la totalidad de las sumas no remunerativas como conceptos remunerativos.


“El mejor reconocimiento que puede tener un militar en este tiempo es estar presente cuando su pueblo lo necesita. Porque finalmente esa es la tarea de los militares, siempre preservar la defensa de los argentinos”, señaló el mandatario.

Y aseguró que la medida de regularización de sus ingresos tiene el objetivo de terminar “con el gran desorden del sistema salarial de las Fuerzas Armadas, para volver a poner las cosas en orden y para poner fin a todas las inequidades y desigualdades que se fijaron en este tiempo”.

“Desde hace tiempo el personal militar viene cobrando parte de su salario como suplementos no remunerativos, que en el caso de las Fuerzas Armadas generaba conflictos enormes porque muchas veces vieron las cuentas embargadas del Ministerio de Defensa que no podía funcionar por temas de esta naturaleza”, explicó el jefe de Estado desde el Edificio Libertador.

El mandatario puntualizó que, ante la actual situación, el personal militar que realiza las mismas tareas puede percibir sus ingresos a través de las disposiciones salariales del Estado Nacional o por sentencia judicial. “Es sabida la serie de juicios que se han acumulado en contra del Estado por esta situación”, aseguró.

Por otro lado, el jefe de Estado informó que el Gobierno está trabajando con el Ministerio de Defensa en la generación de un fondo que permita dotar a las fuerzas de equipamiento y que apoye su mejor funcionamiento. “Confiamos que la economía nos permita rápidamente ocuparnos de eso”, explicó.

El Presidente estuvo acompañado por el ministro de Defensa, Agustín Rossi; el jefe del Estado Mayor Conjunto, general de brigada Juan Martín Paleo; del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, brigadier Xavier Isaac; del Estado Mayor General del Ejército, general de brigada Agustín Cejas; y del Estado Mayor General de la Armada, contraalmirante, Julio Guardia. También participó el secretario general de Gobierno, Julio Vitobello.

Discurso del Presidente de la Nación

Sobre la realización del encuentro anual de Camaradería, el Presidente indicó que “el mundo está viviendo un momento único que tiene que ver con esta pandemia que nos está complicando mucho la vida a todos, y debemos ir adecuándonos a las condiciones que nos impone el virus”.

Y señaló: “Estas Fuerzas Armadas que tuvieron que ayudar al pueblo argentino a combatir una pandemia, son una generación de oficiales que tuvieron que afrontar algo único en la historia, poniendo todo el esfuerzo para preservar la vida de los argentinos”, al tiempo que agradeció: “Todo lo que les pedimos que hicieran lo hicieron”.

Asimismo, el mandatario destacó: “Ustedes hicieron mucho, colaborando con los movimientos sociales para distribuir alimentos, pusieron sus mejores médicos para atender la salud de los argentinos, y todo eso habla de las Fuerzas Armadas que nosotros queremos. Fuerzas Armadas integradas, preparadas en la institucionalidad y en el respeto de los derechos humanos, y que con estas operaciones se ganaron el reconocimiento de todos y cada uno de los argentinos”.

Durante el encuentro, el titular de la cartera de Defensa entregó al Presidente una réplica del histórico sable del general Manuel Belgrano, cuyo original le fue obsequiado en 1813 por la Asamblea Constituyente como reconocimiento ante la victoria en la batalla de Salta.

La ceremonia en la sede de la cartera de Defensa se realizó en reemplazo de la tradicional cena de Camaradería, que este año debió ser modificada por motivo de las medidas y protocolos para enfrentar la pandemia coronavirus COVID-19.