El Plan Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación 2030 se fortalece con el trabajo de los/as científicos/as argentinos/as en el exterior que nuclea el Programa RAICES

El encuentro sirvió como puntapié para sumarse a la construcción de la política científica nacional.


Luego del relanzamiento del Programa RAICES y en el marco del esquema de trabajo que las autoridades del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación vienen impulsando para el desarrollo del Plan Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación 2030, se realizó una reunión virtual con científicos/as argentinos/as residentes en Nueva York y el cónsul argentino en dicha ciudad, Santiago Villalba, quien trabaja junto al Programa RAICES para incentivar las actividades de la red que nuclea a investigadores/as argentinos que residen en la costa este de los Estados Unidos. Participaron por parte de la cartera de Ciencia, el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación, Diego Hurtado; la directora Nacional de Promoción de la Política Científica, Karina Pombo, y la coordinadora del Programa RAICES, Diana Español.

Hurtado presentó algunos de los ejes centrales de la gestión del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. “Cuando llegamos teníamos un proyecto para recuperar la política de ciencia y tecnología que acompañara una gestión de gobierno. Encontramos deudas de 500 millones de pesos en el área de Cooperación, y, se le sumó la pandemia”, sin embargo, el MINCYT se organizó de modo eficaz, “se creó la Unidad Coronavirus para centralizar capacidades científico tecnológicas a nivel nacional y ponerlas a disposición del Estado”. El secretario resumió los hitos logrados: “Dos kits de diagnóstico molecular; un kit serológico; dos tratamientos, uno con pacientes de plasma recuperados y, el aprobado recientemente por la ANMAT, el suero equino hiperinmune que disminuye la tasa de mortalidad en un 45% con una aplicación en los 10/15 días de contagio y evita en un porcentaje del 25% que los pacientes lleguen a terapia intensiva”.

Respecto al Programa RAICES, Hurtado destacó su componente simbólico, pero enfatizó la necesidad de mejorar su componente estratégico. En este sentido invitó a la red de científico/as a que participen de la construcción del Plan Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación 2030. “Necesitamos de las redes en términos estratégicos, contar con todas las capacidades que tiene el país en el exterior”, enfatizó.

A su turno, la coordinadora del Programa RAICES, Diana Español, presentó los ejes de trabajo que conducirán la gestión del Programa durante el año 2021 y mencionó que el relanzamiento estuvo motivado por la necesidad de recuperar los logros históricos, sumando nuevos objetivos que surgieron de los diagnósticos que hizo la nueva gestión sobre el potencial del Programa: “Entendemos que además de repatriar científicos/as argentinos/as que se encuentren residiendo en el exterior, tenemos que institucionalizar las conexiones de muchos/as investigadores/as argentinos/as que pueden y quieren realizar aportes al Sistema Nacional de Ciencia desde sus países de residencia”.

La reunión, que contó con la apertura de Karina Pombo, culminó con la presentación del coordinador de la red, Horacio Rotstein, sobre los trabajos realizados durante los últimos años y las propuestas de nuevas actividades que hicieron varios integrantes de la red que existe desde 2014. “Lo que justifica nuestra existencia es generar actividades e interactuar con el sistema científico argentino (MINCYT, CONICET, Universidades) en la formación de recursos humanos y organizando congresos y actividades científicas”, y agregó que están avanzando en actividades como la expansión del cuerpo de Investigadores Correspondientes del CONICET (cargo honorario), a la vez que trabajan con el organismo para que investigadores/as se incorporen a redes existentes o creen nuevas. “Seamos parte activa del plan 2030 y no solamente un órgano consultivo posterior. Nuestra ambición es ser considerados parte del capital científico argentino; no meramente científicos en el exterior”, pronunció Rotstein.