El patrullero oceánico ARA “Bouchard” arribó a Mar del Plata

Es su apostadero natural. El Ministro de Defensa lo visitó


Mar del Plata – En la mañana de hoy, llegó a su apostadero natural en la Base Naval Mar del Plata, el patrullero oceánico ARA “Bouchard”. Más tarde, se realizó la ceremonia de incorporación de la unidad a la División de Patrullado Marítimo y la entrega de la Bandera de Guerra.

La ceremonia se desarrolló este mediodía a bordo de la unidad en presencia del Ministro de Defensa, Agustín Rossi, acompañado por el Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Almirante José Luis Villán; autoridades navales, personal de la embarcación, invitados especiales y familiares.

Se dio inicio a la ceremonia con la entonación del Himno Nacional Argentino y posterior lectura de la Resolución de Incorporación de la embarcación a la División de Patrullado Marítimo con ubicación natural en el apostadero de la Base Naval Mar del Plata. La incorporación es la primera de las 4 convenidas entre la Armada Argentina y la empresa francesa Naval Group.

La unidad recibió a los Veteranos de Guerra de Malvinas de la Asociación Civil de Homenaje al Destructor ARA «Bouchard», quienes donaron la Bandera de Guerra.

Se realizó una invocación religiosa y la bendición de la Bandera, a cargo del capellán castrense, presbítero Walter Portels, y fue entregada por el presidente de la asociación, Capitán de Navío (RE) Washington Bárcena al Comandante del patrullero, Capitán de Fragata Daniel Eduardo Guidici.

Luego, el Capitán Bárcena pronunció palabras alusivas, a través de las cuales manifestó sentirse honrado y agradecido en nombre de la Institución por la aceptación de la donación del pabellón a la unidad. En su discurso, quien fuera el Comandante del destructor “Bouchard” cuando participó del Conflicto del Atlántico Sur, hizo un recorrido por las embarcaciones que llevaron el nombre del héroe naval y se detuvo en la actuación del destructor en Malvinas. Mencionó que el denominador común que une a todas las “Bouchard” es el patriotismo de la gente de mar.

Luego, hizo uso de la palabra el Capitán Guidici, que destacó el legado de servicio del prócer marino y que su espíritu ha regresado nuevamente al mar. A continuación, el Ministro Agustín Rossi, quien recibió al buque el jueves pasado en Buenos Aires, habló sobre los acontecimientos históricos y héroes nacionales como ejemplo de lucha y unidad.

También fue donado un cuadro para el patrullero oceánico, pintado por el Contralmirante (RE) Enrique Martínez. Hizo entrega del presente el Capitán de Fragata (RE) Eduardo Pizzagalli, al Comandante del patrullero oceánico.

Una cálida bienvenida

A las 8.30, las bocinas de las unidades del apostadero dieron la primera bienvenida al “Bouchard” cuando asomó la proa en el horizonte, cerca de Capitanía de Puerto en la Base Naval Mar del Plata.

Luego de una corta navegación desde Buenos Aires –primer puerto al que arribó cuando llegó al país desde Toulon, Francia– llegó a la ciudad costera.

El Comandante del Área Naval Atlántica, Comodoro de Marina Gabriel Eduardo Attis, junto a autoridades navales y personal de la Base Naval la recibieron, y mientras la unidad realizaba las maniobras de ingreso al puerto, la Banda de Música tocó “Punta Congreso”.

Los familiares de la tripulación brindaron color y calor a la bienvenida. Los saludos, las pancartas y carteles junto a los gestos cargados de emoción se convirtieron en el mejor abrigo de la fresca mañana en la dársena.

Luego del amarre, embarcaron los familiares de los tripulantes a bordo y la cubierta de vuelo fue el escenario del emotivo encuentro.

“Es una gran emoción regresar luego de 4 meses, partimos en avión y volvimos en el barco a Mar de Plata; emoción de ver y reencontrarme con la familia y de haber traído una nueva unidad a la Armada Argentina”, expresó la Cabo Principal Lucía Ibars, quien es parte de la dotación y se encuentra hace 13 años en la Fuerza. “No paraba de extrañarla, sufrí mucho desde que se fue a Toulon y pensar que se fue los primeros días de octubre, nos comunicábamos por radio en Puerto Belgrano, ya que el celular no alcanzaba”, manifestó Alina, su mamá.

Daniel Cruz es Suboficial Segundo Electricista, tiene 20 años en la Armada Argentina, y es oriundo de Punta Alta como su familia, que llegó para recibirlo: su esposa Carla y sus 3 hijos, y los papás de Daniel. “Es un momento hermoso, luego de tanto tiempo, el recibimiento de la familia es lo mejor que hay; algo impensado entre los largos días de estudio, trabajo y preparación, ya que fueron meses intensos”, contó Daniel.

“Volver a casa, es lo más importante. Allá, nos han tratado muy bien, han sido muy cordiales en Francia, nos dedicaron el tiempo y la paciencia necesaria; y acá está el resultado”, expresó con el orgullo de la misión cumplida, el Suboficial Cruz.

El Jefe de Control Averías y Electricidad del “Bouchard”, Teniente de Fragata Luciano Yamil, manifestó: “Fue una experiencia profesional super rica, partimos el 6 de octubre hacia Europa, y de Toulon hacia la Argentina el 15 de enero. Antes de viajar a Francia, mi señora se encontraba desplegada en la corbeta ARA “Granville” y quedé al cuidado de mi hija de 4 años”, comenzó el joven marino su relato.

Ambos, el Teniente Yamil y su esposa, la Teniente de Fragata Estefanía Moreni, hoy Comandante de la lancha patrullera “Punta Mogotes”, prestan servicios en la Armada desde hace más de 10 años.

Hoy le tocó a ella y su hijita subir la planchada del patrullero hacia el encuentro con su marido, acompañadas por todos los familiares marplatenses de él. “Creo que nuestra hija es muy fuerte, estuvo dos meses con mi familia en Mendoza, soy de San Carlos cerca de San Rafael, y no podríamos ejercer nuestra profesión en destinos operativos en el mar, sin el apoyo de ella y nuestra familia”, agregó la Teniente Moreni, quien está muy contenta de haber asumido por primera vez como Comandante una unidad con apostadero en la Base Naval de Mar del Plata.