“El objetivo es que no quede ningún proyecto productivo razonable e innovador sin financiamiento”, dijo Kulfas

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, encabezó hoy el Foro Regional del NEA y afirmó que “el objetivo es que no quede en Argentina ni un solo proyecto productivo que sea viable, razonable e innovador sin financiamiento”.


“La idea es que cada proyecto de inversión pueda tener el apoyo financiero que necesite para ponerse en marcha. Ya recibimos un crédito de 500 millones de dólares del BID y eso se va a convertir en créditos directos, subsidios de tasa, fondos de garantías, y otros instrumentos”, aseguró el ministro, al tiempo que exhortó a sus pares provinciales: “Generemos los proyectos, llevémoslos a los bancos, consigamos financiamiento y luego los monitoreamos y veamos que se estén llevando adelante las obras y redunde en más empleo”.

Participaron del encuentro los ministros de Industria, Producción y Empleo de Chaco, Sebastián Lifton; de Producción y de Industria y de Trabajo y Comercio de Corrientes, Claudio Anselmo y Raúl Schiavi respectivamente; de Economía de Formosa, Jorge Ibáñez, del Agro y la Producción y de Industria de Misiones, Sebastián Oriozabala y Luis Lichowski, respectivamente.

“Hace algunos días iniciamos este proceso de diálogo para generar consensos y prioridades para un plan estratégico de desarrollo productivo federal, para toda la Argentina, buscando destacar las necesidades de cada jurisdicción. Lo dijo Alberto Fernández: hay que construir un país federal y en este marco estamos realizando estos encuentros con todos los ministros”, aseveró Kulfas.

En esa línea, reconoció que está atravesando “un contexto muy difícil pero no por ello menos estimulante porque sabemos de las capacidades que tiene la argentina. Hay que dar un marco adecuado, no se puede hacer de manera individual, hay que generar sinergias, y les pedimos a ustedes en cada provincia que puedan detectar lo que es importante”.

“En el NEA hay muchísimos desafíos y queremos trabajarlos de manera bien concreta. Tenemos que terminar decididamente el gasoducto del NEA, que quedó interrumpido, abandonado por el gobierno anterior. Nos quedó el tramo que va desde la frontera con Bolivia hasta Formosa, para llegar con el gas a todo el NEA. Son muy pocos los tramos pendientes, lo hemos presupuestado para 2021 y ya está trabajando Enarsa para el final de esas obras”, sostuvo Kulfas.

“En el corto plazo tenemos que ir definiendo estrategias para la salida de la pandemia que será más lenta de lo que nos gustaría. Pero tiene que servir para tender puentes en el debate económico y social de la Argentina”, indicó.

Al respecto, señaló: “Esta semana nos encontramos con debates poco gratos, como el de transformar materias primas de carne de cerdo para exportar a China que se banalizó. ¿A quién se le puede ocurrir que Argentina quiere descuidar la cuestión bromatológica y ambiental? No negamos el debate pero es una discusión que hay que dar con seriedad y criterios científicos y económicos”.

Algunos de los ejes del encuentro pasaron por la mejora de la competitividad y la infraestructura logística, el fortalecimiento y ampliación del financiamiento y el impulso a parques industriales y tecnológicos, entre otros temas.

El secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores, Guillermo Merediz, convocó a los ministros de la región del NEA a “fortalecer un esquema de trabajo permanente, donde es central promover la agenda de federalización de financiamiento, con el respaldo del FONDEP y del FOGAR para ampliar el acceso de créditos a las PyMEs locales”.

En esta línea, recalcó “la idea es que el conjunto de instrumentos y de herramientas que tenemos desde el Estado Nacional para las PyMEs se diseñen, consoliden y se aprovechen en el territorio, en coordinación con todos los actores, como cámaras, sindicatos, universidades y agencias de desarrollo”.

A su turno, el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, sostuvo: “Tener industria es una decisión política. Y la agenda desplegada desde el Ministerio de Desarrollo Productivo es trabajar todos los días construyendo esa política con el objetivo de tener impacto en las provincias para potenciar el entramado industrial e instalar una nueva matriz que guíe el desarrollo económico regional”.