El modelo de atención del Hospital Posadas en el contexto de la pandemia del nuevo coronavirus

Tras dar de alta a la primera paciente con COVID-19 que recibió el establecimiento sanitario ubicado en la localidad de Morón, el director ejecutivo explica la organización del hospital para evitar la transmisión del virus SARS-CoV-2.


“En el hospital tuvimos el primer caso de COVID-19 el 7 de marzo, con una paciente a la que ayer le pudimos dar el alta a un centro de rehabilitación luego de dos meses en terapia intensiva, casi 40 días con asistencia respiratoria mecánica”, describe con alegría por la recuperación el director ejecutivo del Hospital Nacional Profesor Alejandro Posadas, Alberto Maceira.

El hospital que cuenta con alrededor de 5.200 empleados y atiende a un área de influencia de alrededor de 6.000.000 de habitantes, asistió a 22 personas con el nuevo coronavirus lo que implicó el desarrollo de distintas estrategias para evitar la transmisión del virus al personal de salud y a los pacientes.

“Hemos dividido el hospital en dos, casi todos los servicios están trabajando con personal partido para que no se crucen y no se contagien. La guardia también se ha abierto en dos, hay un sector de respiratorios febriles y otro de guardia común, porque las otras consultas siguen existiendo en los hospitales y hay que darles respuesta”, explica Maceira.

Además se dispusieron cámaras térmicas en los dos accesos disponibles para el control del personal y para que los pacientes con fiebre sean orientados a la guardia correspondiente.

“Fue muy importante este tiempo de cuarentena ya que permitió preparar el hospital y hacer una formación en la utilización de los equipos de protección personal a más de 2.000 personas”, destaca Maceira quien informa que a partir del lunes tendrán a disposición, en el horario de 8 a 18, el teléfono 0800-222-4627 para atender consultas sobre COVID-19 y de otras patologías.

El Hospital Posadas cuenta con 64 camas dispuestas para el nuevo coronavirus y 100 con asistencia respiratoria mecánica en áreas críticas. “En esta gestión se inauguró una terapia intensiva de 18 camas y se equipó con 23 respiradores nuevos entregados por el Ministerio de Salud de la Nación”, afirma Maceira.