Presidencia de la Nación

El MMGyD representó la posición argentina en la declaración adoptada en la IV Conferencia Iberoamericana de Género

El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD) participó de la IV Conferencia Iberoamericana de Género en el marco de la Cumbre Iberoamericana de Jefxs de Estado y Gobierno, que se desarrolló el jueves 19 y viernes 20 de enero en Santo Domingo, República Dominicana. Como resultado del trabajo articulado entre las naciones miembro, se adoptó una declaración acerca de la construcción de una Iberoamérica inclusiva, democrática y sostenible.


Este año, la reunión sectorial de género fue coordinada por la Secretaría Pro Tempore de República Dominicana, anfitriona de la Cumbre, en conjunto con la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), como órgano permanente de apoyo institucional, técnico y administrativo de la Conferencia Iberoamericana. La misma giró en torno a la necesidad de corregir las causas estructurales de la desigualdad hacia un nuevo modelo de desarrollo sostenible, con los pilares de la igualdad de género, la inclusión social y una distribución justa.

La Conferencia tuvo como objetivo general discutir y generar acuerdos que fortalezcan las políticas de género y avancen hacia la plena participación de las mujeres en la construcción de una Iberoamérica inclusiva, democrática y sostenible. A tales fines, se intercambiaron diferentes perspectivas respecto de los principales desafíos, avances y experiencias nacionales e internacionales en relación con tres ejes temáticos: Democracia e institucionalidad inclusiva / Participación igualitaria de las mujeres en la toma de decisiones; Inclusión para la recuperación y el empoderamiento económico de las mujeres; y Sostenibilidad medioambiental con enfoque de género.

En este sentido, se abordaron los principales retos en materia de participación de las mujeres en la vida política, pública y productiva en la región. Seguidamente, las delegaciones e invitados especiales expusieron sus puntos de vista en torno a la temática y finalmente tuvo lugar un intercambio de prácticas que culminó con un periodo de reflexiones.

En la clausura de la actividad se leyó la Declaración de Santo Domingo a la que se llegó luego de las jornadas de debate e intercambio. El documento avalado por las autoridades reunidas en la IV Conferencia Iberoamericana de Género tiene como eje transversal el compromiso de enfrentar los nudos estructurales de la desigualdad y los estereotipos de género. En este sentido, se acordó adoptar todas las medidas necesarias para acelerar la plena participación de las mujeres en toda su diversidad, especialmente de aquellas en situación de vulnerabilidad e históricamente excluidas; impulsar enfoques feministas en las políticas exteriores iberoamericanas para contribuir a la consecución de la igualdad real. Esto favorecerá a la participación de todas las mujeres en toda su diversidad en los distintos espacios y niveles de toma de decisiones. Además, se acordó redoblar esfuerzos hacia el cierre de las brechas legales, económicas y sociales que impiden la participación efectiva de las mujeres en la toma de decisiones en la esfera económica, particularmente en el marco de las iniciativas de recuperación post-pandemia, promoviendo la conciliación entre la vida laboral, familiar, personal y política.

Asimismo, la declaración apuntó a promover que los sistemas integrales de cuidados en los países iberoamericanos reconozcan el trabajo de cuidados como un derecho humano a cuidar y a recibir cuidados en todas las fases de la vida y que promuevan la revalorización, redistribución y corresponsabilidad social y de género del trabajo de cuidados entre el Estado, el sector privado, las familias, la comunidad y las personas. En este punto cabe destacar que Argentina impulsa el proyecto Cuidar en Igualdad que será clave para avanzar hacia la sociedad del cuidado. El Proyecto de Ley "Cuidar en Igualdad" propone la creación del Sistema Integral de Políticas de Cuidados en Argentina. Para materializar esta propuesta, el MMGyD llevó adelante un proceso ampliamente participativo.

Entre otros puntos, también se reconoció el rol fundamental que los trabajos feminizados, en sectores clave como los cuidados, el sector sociosanitario o los servicios, tienen en el sostenimiento de las economías y en la renta de los Estados, y que, a menudo, son precarizados o invisibilizados en la estadística económica oficial. En consecuencia, se acordó promover la adopción de medidas tendentes a modificar las bases estructurales y deconstruir los roles y estereotipos de género que mantienen la división sexual del trabajo, a los fines de incrementar la participación de todas las mujeres en su diversidad que ingresan a las áreas de estudios y trabajos masculinizados, y de acciones encaminadas a cerrar la brecha digital de género.

Por el MMGyD participó la subsecretaria de Programas Especiales contra la Violencia por Razones de Género, Carolina Varsky. La apertura del evento estuvo a cargo de la ministra de la Mujer de República Dominicana, Mayra Jiménez; el viceministro de Política Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores de República Dominicana, Rubén Silié; el secretario general Iberoamericano – SEGIB, Andrés Allamand; y la vicepresidenta de República Dominicana (TBC), Raquel Peña.

Además, asistieron representantes de los países miembro de la Conferencia: Andorra, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, R. Dominicana, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela. Asimismo, en carácter de observadores asociados, se contó con la presencia de representantes de otros estados, como Alemania, Francia, Hungría, Italia, Bélgica, entre otros. A su vez, como observadores consultivos, concurrieron UNICEF, PNUD, CEPAL, OIT, OIM, BID, CAF, entre otros.

Declaración de Santo Domingo


Descargas

Scroll hacia arriba