Presidencia de la Nación

El ministro Soria encabezó la destrucción de 9 toneladas de municiones incautadas, la más grande de la historia de la ANMaC

Durante el evento organizado por la Agencia de Materiales Controlados (ANMAC) en Ezeiza, Provincia de Buenos Aires, el ministro Soria encabezó la destrucción de 9 toneladas de municiones: configura la más grande en la historia del organismo. La última había sido en 2015.


El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria; su par de la provincia de Buenos Aires, Julio Alak; el intendente interino de Ezeiza, Gastón Granados; la directora Ejecutiva de la ANMaC, Natasa Loizou y el subsecretario de Política Criminal bonaerense, Lisandro Pellegrini, presenciaron la destrucción de 9 toneladas de municiones que se encontraban resguardadas en el Banco Nacional de Materiales Controlados (BANMAC), en un evento que representa la destrucción más importante de la historia del organismo.

Este acto constituye un hito en relación a la política pública de reducción del circulante de municiones implementada desde la ANMaC, acorde a las recomendaciones y estándares internacionales en lo que concierne al control del Estado respecto de las armas de fuego y municiones.

El ministro Soria explicó que “es un día histórico porque con la destrucción de más de 9 toneladas de municiones, la más grande en la historia de la ANMaC, estamos reactivando de manera integral la política pública de control de armas de fuego” y agregó que “entre 2016 y 2019 el gobierno anterior no solo disolvió el Plan de Desarme Voluntario: tampoco destruyeron ni una bala o munición y paralizó el programa de destrucción de armas de fuego en 2018. Este Gobierno Nacional lo recuperó y finalizamos el 2021 con la destrucción de armas más grande de los últimos 4 años; y hoy marcamos un nuevo hito con la destrucción de municiones más grande de la historia de la ANMaC”.

El ministro Soria encabezó la destrucción de 9 toneladas de municiones incautadas, la más grande de la historia de la ANMaC

“La decisión política de nuestro Gobierno va en línea con la sociedad que queremos construir para nuestros hijos e hijas, una sociedad pacífica y libre de violencia. El Gobierno anterior quería que la “gente ande armada” por la calle. Nosotros queremos barrios seguros y un Estado presente que controle el uso de armas de fuego” añadió.

Por su parte, la directora Ejecutiva de la ANMaC, Natasa Loizou, expresó: “Con este hecho nuestro país se convierte en uno de los pocos en Latinoamérica que efectúa la destrucción de municiones convencionales y nos coloca en un lugar de referencia a nivel internacional, respecto a las políticas públicas de fiscalización y reducción de los circulantes de materiales controlados”.

“Esta enorme eliminación de material nos permitirá disponer la recepción de municiones que se encuentran en depósitos de las delegaciones de la ANMaC a nivel federal, y de las fuerzas de seguridad y otros organismos públicos para proceder a su destrucción. Nuestro principal interés en esta temática es reducir la mayor cantidad de municiones que circulan en la sociedad a través del Desarme Voluntario y las que se encuentran fuera de uso o decomisadas en la comisión de delito”, añadió.

El ministro Soria encabezó la destrucción de 9 toneladas de municiones incautadas, la más grande de la historia de la ANMaC

Alak, en tanto, aseguró: “Este es un acto muy relevante, un aporte muy importante a la seguridad ciudadana: la restricción de municiones y de armas que provienen de los delincuentes y también de algunos voluntarios civiles que han querido desprenderse sabiamente de armas y municiones. Es una política histórica que tiende al desarme civil y que las armas estén en manos de las fuerzas de seguridad”.

“Estamos en Ezeiza y eso tiene un valor simbólico, ya que este municipio se ha caracterizado por ser un modelo de seguridad ciudadana con la policía local, siendo este un lugar donde la seguridad está en un máximo nivel de eficiencia”, añadió el Ministro bonaerense.

Revertir el abandono

Las últimas destrucciones de municiones se llevaron a cabo en los años 2012 y 2015, oportunidad en las cuales fueron destruidas un total de 351.758 municiones. A partir de 2016 se abandonó la política de eliminación de municiones, dando como resultado el almacenamiento irregular, descentralizado en distintos organismos públicos.

En el acto realizado en Ezeiza se destruyeron municiones que estuvieron almacenadas por más de 7 años en depósitos de distintos organismos públicos en malas condiciones y en pésimo estado de conservación.

Por dicha razón, las actuales autoridades de la ANMaC procedieron a dar intervención a la Oficina de Criminalística del Departamento de Inteligencia Criminal Aeroportuaria de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y al Área Técnica de Fabricaciones Militares S.E, quienes coincidieron en el estado de deterioro y mala conservación del material en cuestión, y recomendaron proceder a la destrucción del mismo.

El ministro Soria encabezó la destrucción de 9 toneladas de municiones incautadas, la más grande de la historia de la ANMaC

Seguidamente, el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de San Martín Nro. 1, en el marco de la Causa “Nº FSM 511/2022, Caratulada “N.N s/Averiguación de Delito”, ordenó arbitrar los medios para proceder a la destrucción de las municiones mencionadas, atento a las circunstancias observadas oportunamente por la Policía de Seguridad Aeroportuaria y Fabricaciones Militares S.E.

Mediante las Resoluciones ANMaC Nº 44 y 45, se autorizó la destrucción del material controlado en la Cantera “La Victoria”, del partido bonaerense de Ezeiza, con la colaboración técnica de la División de Explosivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Asimismo, tal como lo exige la ley Nº 27.192 de creación de la ANMaC, y acorde a las regulaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la dirección ejecutiva de la ANMaC ha procurado que la destrucción a los mencionados materiales se adecúe a la regulación ambiental vigente, respetando los estándares de impacto ambiental existentes.

Scroll hacia arriba