El ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social participó del seminario “Diálogos y consensos para una Argentina con Desarrollo Humano Integral”

La reunión organizada por la Universidad Católica Argentina, Cáritas Argentina y la Comisión Nacional de Justicia y Paz, hizo hincapié en el intercambio de los actores representativos de los sectores políticos, sociales y académicos respecto de los problemas del desarrollo social y territorial argentino y sus posibles soluciones.


Durante el encuentro, se abordaron temas vinculados a vivienda y hábitat, trabajo y empleabilidad y producción agraria sustentable e inclusiva, entre otros.

En la reunión, Moroni afirmó: “No está de más decir que, a lo largo de las décadas, y a pesar de desgraciadas interrupciones, el Ministerio de Trabajo de la Nación ha logrado arraigar una cultura y una práctica organizacional distinguida por su marcado compromiso con el diálogo social que; sin dudas, es un sello indeleble de esta querida institución. Quizás diría que es el único método posible para su funcionamiento."

"La decisión presidencial de restituirle a la cartera laboral su jerarquía ministerial apuntó a poner de resalto estos aspectos y potencialidades institucionales", continuó. "El principal objetivo del diálogo social es la promoción del consenso entre los principales actores en el mundo del trabajo. La vitalidad de las negociaciones paritarias ha quedado demostrada en los hechos. Casi el 90% de los trabajadores convencionados han podido convenir sus salarios en el marco de esas negociaciones. Lo mismo ha sucedido con el Salario Mínimo Vital y Móvil que, por primera vez en los últimos cuatro años pudo establecer su valor con el voto favorable de 31 de los 32 miembros del consejo", concluyó.

En particular, la economía popular demanda de nuevos instrumentos y acciones que permiten potenciar las capacidades productivas y de comercialización de sus unidades, así como de protección social y laboral de los trabajadores y de sus grupos familiares. El reconocimiento y la inclusión de sus organizaciones de representación colectiva en los ámbitos institucionalizados de diálogo social es un paso necesario para brindar las respuestas políticas que demanda una porción mayoritaria del pueblo trabajador de la Argentina. Estamos próximos a dictar una regulación en el ministerio que tienda a generar un marco normativo a estas organizaciones representativas de similares alcances al que rige para los sindicatos.

No debemos olvidar lo principal. Las desigualdades sociales se conforman y consolidan a partir de la falta de empleo y de salarios dignos para los grupos sociales más desventajados y esta falta inicial tiende a generar un círculo de difícil salida”

Estuvieron presentes en el encuentro Gustavo Boquín, vicerector de Integración UCA, Luciano Ojea Quintana, director nacional de Cáritas Argentina, Liliana Pantano, decana de la facultad de Ciencias Sociales UCA y Mons. Jorge Lugones, presidente de la comisión Episcopal de Pastoral Social.