El ministro de Justicia participó del Plenario del Grupo de Acción Financiera


El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, participó del Plenario del Grupo de Acción Financiera Internaciona (GAFI) que se lleva cabo en París, Francia.

El GAFI es un organismo intergubernamental que tiene por misión fijar los estándares para la prevención del lavado de activos, la financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva, y evaluar su aplicación en más de 200 jurisdicciones. Está integrado por las economías más importantes del mundo y cuenta con la participación de la ONU, el FMI, el Banco Mundial y la OCDE en carácter de observadores. Actualmente tiene 39 miembros plenos, 9 miembros asociados y 25 miembros observadores, constituidos principalmente por organizaciones internacionales.

Garavano se reunió con el presidente del organismo Xiangmin Liu (República Popular China) y con el vicepresidente Marcus Pleyer (Alemania), y destacó que la Argentina comparte los objetivos estratégicos del GAFI referidos a la importancia de luchar contra el lavado de dinero, ya que puede ser fuente de financiamiento de las organizaciones terroristas.

El ministro se reunió también con integrantes de la delegación de la Federación Rusa, encabezados por Yuri Chikhanchin, director del Servicio Federal de Monitoreo Financiero (FIU). Participaron también del encuentro el secretario de Estado Pavel Livadn, y Alexey Petrenko, jefe de cooperación internacional de la FIU. Garavano agradeció el apoyo de la delegación rusa a la iniciativa del ex presidente del GAFI, Santiago Otamendi, referida al trabajo en conjunto con jueces y fiscales.

“La Argentina entiende que les cabe a jueces y fiscales un papel preponderante en el combate del lavado de activos y la financiación del terrorismo. Es su trabajo el que marca la diferencia, ya que son los que llevan adelante las investigaciones y pueden actuar para recuperar y decomisar los bienes”, señaló Garavano.

“El narcotráfico, la trata de personas y la corrupción presentan una amenaza concreta para la estabilidad de los países, y el lavado introduce las ganancias de estos graves delitos en el circuito legal y fomenta que estas bandas sigan operando. Es cada vez más importante que nos comprometamos con esta agenda global y aportemos al trabajo de organismos como el GAFI”, subrayó finalmente el ministro.

Por último, Garavano mantuvo una reunión con el presidente del GAFI de Latinoamérica (GAFILAT), Sergio Espinoza (Perú), ante quien ratificó el compromiso del país con ese organismo internacional.