El ministro Aguad encabezó la ceremonia de egreso conjunto de las Fuerzas Armadas


El ministro de Defensa, Oscar Aguad, y el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general VGM Bari del Valle Sosa, encabezaron esta tarde la ceremonia de egreso conjunto de los nuevos oficiales de las Fuerzas Armadas.

"Hoy finaliza una etapa de preparación y comienza el desafío de una carrera en la que tendrán la misión de defender la Nación, custodiar nuestra soberanía territorial y garantizar la libertad de quienes habitamos en este gran país”, expresó Aguad ante los presentes en el Patio de Honor del Colegio Militar de la Nación.

Y continuó: “De estas mismas aulas en las que ustedes recibieron instrucción militar salieron quienes por muchos años defendieron nuestra soberanía e integridad territorial y ofrendaron sus vidas por ideales superiores; también salieron los 44 tripulantes del ARA San Juan, merecedores de honores infinitos”.

“En estos tiempos -enfatizó el ministro-se requieren oficiales de carácter y condiciones de liderazgo moderno, con convicciones éticas, con pensamiento abierto y analítico y con capacidad de resolución desde perspectivas diversas”.

En esa línea, expresó su compromiso con la educación y la formación, a las que consideró “herramientas indispensables para comprender un mundo, donde los desafíos del siglo XXI obligan a actuar en escenarios complejos”.

En su discurso, el ministro destacó también la participación de las tres Armas fundamentalmente en la custodia del espacio aéreo y marítimo durante la realización de la cumbre del G20.

Aguad aprovechó la ocasión para hacer un repaso sobre las cuestiones pendientes, como la modernización del sistema de defensa, aunque también elogió y expresó su orgullo hacia los oficiales y suboficiales que “superan obstáculos y aprovechan los medios disponibles para cumplir con las metas”.

“La obligación de quienes estamos circunstancialmente en el cargo es hacer lo que hay que hacer sin prejuicios y sin miedo al cambio” sostuvo el funcionario.

Y concluyó: “Ser oficial de las Fuerzas Armadas impone mayores obligaciones y exigencias. Deben ustedes internalizar el concepto que mandar es servir, conozcan el alma de sus subalternos, aspiren a ser jefes ejemplares, de esos a quienes sus subordinados dirigirán la mirada cuando arrecien las dificultades en los momentos más difíciles”.

Tras las palabras del ministro se tomó juramento de fidelidad a la Constitución Nacional a los 263 oficiales -134 subtenientes del Ejército, 72 guardiamarinas de la Armada y 52 alféreces de la Fuerza Aérea-, quienes recibieron sus respectivos sables y espadas.

También egresaron del Colegio Militar estudiantes de otros países: dos subtenientes de Perú y Paraguay, dos guardiamarinas de Panamá y de República Dominicana y un alférez de Panamá.

Durante el acto estuvieron presentes junto al ministro Aguad el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Horacio Chighizola; la secretaria de Gestión y Control Presupuestario, Graciela Villata; los jefes del Ejército, general de división Claudio Pasqualini; de la Armada, vicealmirante José Luis Villán, y de la Fuerza Aérea, brigadier VGM Enrique Amrein.