El Ministerio impulsa la instalación de biodigestores en escuelas bonaerenses

La medida busca involucrar a la comunidad escolar en la utilización de dicha tecnología ambientalmente sostenible.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que lidera Juan Cabandié, recibió esta tarde dos propuestas para la provisión, instalación y puesta en funcionamiento de cinco biodigestores que serán emplazados en escuelas técnicas y agropecuarias de los municipios bonaerenses de Quilmes, San Fernando, Almirante Brown, Mercedes y Luján. Estos servirán para darle tratamiento a los residuos orgánicos generados en dichos establecimientos y convertir el biogás generado en energía eléctrica, que alimentará los sistemas de iluminación de los perímetros escolares.

La solicitud de propuestas n.° 2/20 —que impulsa la medida— dispone la instalación de biodigestores que serán pilotos demostrativos de la tecnología, por lo que tienen que ser escalables para permitir la ampliación de la capacidad instalada. Cada uno de ellos deberá estar acompañado por un generador eléctrico que permita alimentar una potencia de 160 watts. Todos sus elementos y componentes anexos —como tableros, protecciones y reflectores, entre otros— estarán a cargo de las firmas oferentes. Asimismo, estas deberán delinear aquellas soluciones logísticas más viables para el manejo interno de la materia prima que será consumida por los biodigestores y para la provisión del agua diaria necesaria para su funcionamiento. También se estipula la realización de actividades de capacitación destinadas a docentes, no docentes y estudiantes de las escuelas, con el objetivo de impartir los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para la operación del equipamiento.

Las plantas de biogás se dispondrán en la Escuela de Educación Secundaria Agraria n.° 1, de Quilmes; la Escuela Técnica n° 1, de San Fernando; la Escuela de Educación Secundaria Agraria n.° 1, de Almirante Brown; el Centro Educativo para la Producción Total n° 4, de Mercedes; y el Bachillerato Popular Carlos Fuentealba, de Luján.

La iniciativa es implementada por la cartera ambiental nacional a través de la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental, a cargo de Sergio Federovisky. Forma parte del proyecto “Modelos de negocios sostenibles para la producción de biogás a partir de residuos sólidos orgánicos”, que se ejecuta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), por medio de una donación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) que asciende a los 125 mil dólares.