El Ministerio exhorta al diálogo para evitar el paro ferroviario

El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, exhortó a los gremios y a los concesionarios a continuar el diálogo para evitar el paro de tareas de 36 horas anunciado para la semana próxima por la Unión Ferroviaria y La Fraternidad y convocó a reuniones entre sindicatos y empresarios para encontrar una solución que destrabe el conflicto.


El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, exhortó a los gremios y a los concesionarios a continuar el diálogo para evitar el paro de tareas de 36 horas anunciado para la semana próxima por la Unión Ferroviaria y La Fraternidad y convocó a reuniones entre sindicatos y empresarios para encontrar una solución que destrabe el conflicto.

La secretaria de Trabajo, Noemí Rial, se mostró confiada en que las partes “encontrarán a través del diálogo una solución que permita el normal cumplimiento de los servicios, para no volver a ocasionar los innumerables perjuicios a que ayer se vieron sometidos miles de usuarios y que no resultan el camino adecuado para la solución del conflicto”.

La secretaria Rial y el jefe de Gabinete de la cartera, Jorge Rampoldi, mantuvo una extensa reunión con los dirigente José Pedraza, de la Unión Ferroviaria, y Omar Maturano, de La Fraternidad, y harán lo propio con los principales responsables de las empresas prestadoras del servicio.

Rial aseguró, “a titulo personal” que el cese total de actividades de las líneas ferroviarias, comprobado por los inspectores de esta cartera y por los propios funcionarios “se acerco en mucho a un lock-out patronal”.

En ese sentido la funcionaria remarcó que las empresas “no elaboraron el diagrama de emergencia que corresponde en estos casos y tampoco se notificó a los pasajeros de su existencia. A quienes habían pagado su boleto no se les reintegró el importe ante la imposibilidad de viajar, las estaciones estaban desiertas y además muchos empleados que habían concurrido a trabajar fueron mandados de vuelta a su casa”.

Los gremialistas manifestaron a su turno su disposición a continuar el diálogo con los concesionarios pero reiteraron su intención de realizar una medida de fuerza de 36 horas a partir del próximo miércoles si no se atienden los reclamos salariales que plantean ante los concesionarios.