El Ministerio entregó 100 mochilas a hijos de internos del penal de Devoto


El secretario de Justicia, Santiago Otamendi, entregó hoy 100 mochilas escolares a los hijos de personas privadas de libertad alojadas en la Cárcel de Devoto, confeccionadas por internas del Complejo Penitenciario Federal N° 4.

Otamendi precisó que la actividad, realizada en la Fundación Esperanza Viva que asiste a los familiares de los detenidos de la Unidad Penitenciaria N° 2 de Villa Devoto, se enmarca en las acciones de acompañamiento, contención familiar y promoción de la escolarización de los hijos de los internos del Servicio Penitenciario Federal, que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

El secretario de Justicia, que estuvo acompañado por el jefe de gabinete de la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios Facundo Bargallo y la directora nacional de Readaptación Social Fiorella Canoni, destacó además la valiosa labor que lleva adelante Esperanza Viva, que desde hace años y con la participación de voluntarios ayuda a las mujeres, madres e hijos de los detenidos en el Penal de Devoto con alimento, ropa, servicios de salud y talleres y charlas brindadas por profesionales.

Uno de los objetivos de la fundación, que trabaja en forma mancomunada con la Dirección de Readaptación Social (DNRS) dependiente de la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios, es atenuar la exclusión social que viven los familiares de los privados de libertad.

Bargallo afirmó que “desde 2017 el Ministerio acompaña el inicio de clases de los hijos de los internos con la donación de mochilas provistas de útiles escolares, realizadas en tres modelos para jardín de infantes, primaria y secundaria”.

Asimismo, desde julio de 2018, a partir de un convenio con la Asociación Argentina de Literatura Infantil y Juvenil y luego con Net Cultura, se implementó el proyecto de promoción de la lectura en Esperanza Viva, con más de 30 voluntarias y personal de la DNRS.

“Trabajamos en un espacio quincenal donde la lectura representa una herramienta de expresión para las familias que allí transitan y una herramienta de vinculación familiar con las personas que están privadas de su libertad,” resaltó por su parte Canoni.