El Ministerio de Seguridad supervisa el control a los pasajeros que arriban en el crucero MSC Música

En consonancia con la responsabilidad que le corresponde al Ministerio de Seguridad de la Nación en la prevención del impacto del coronavirus COVID-19 y en el control de su propagación, funcionarios de la cartera nacional supervisan el operativo de examen y registro desplegado ante el arribo del crucero MSC Música.


La embarcación cuenta con 914 tripulantes y traslada 2.816 pasajeros, entre las cuales hay 291 extranjeros. El barco, proveniente de Brasil visitó los puertos de Sao Sebastiao, Río de Janeiro y Angra dos Reis, para luego esperar frente a Punta del Este (donde no se le permitió amarrar), finalizando luego en la Terminal de Cruceros Quinquela Martín de la Ciudad autónoma de Buenos Aires.

En esta terminal, la Prefectura Naval dispuso 90 efectivos que brindan apoyo y seguridad a los trabajadores de Sanidad de Fronteras, organismo dependiente del Ministerio de Salud de la Nación y competente en el control del coronavirus.

En un área aislada, a lo largo del día, los médicos determinarán si algún pasajero debe ser derivado o si debe ser aislado junto con el resto de los viajantes en la embarcación o en sus domicilios. Asimismo, cada pasajero realizó una declaración jurada de salud, enviada por mail. Tras la inspección sanitaria, las personas podrán desembarcar para el control en Migraciones y luego trasladarse a sus domicilios, donde deberán efectuar la cuarentena debida.

En el operativo, además de las agencias mencionadas, trabajan funcionarios de la subsecretaría de Gestión del Riesgo y Protección Civil y de la Dirección Nacional de Migraciones, dependiente del Ministerio del Interior.