El Ministerio de Justicia y la Corte bonaerense amplían su articulación para prevenir delitos contra la integridad sexual

La firma de un convenio permitirá al Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual (RNDG), contar con los perfiles de las personas condenadas en causas vinculadas a delitos sexuales almacenados en la base de datos genéticos bonaerense: se trata de un significativo avance en la prevención y sanción ya que Buenos Aires es la provincia con mayores perfiles genéticos de agresores sexuales sentenciados.


El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires rubricaron un convenio que permitirá al Registro Nacional de Datos Genéticos, dependiente de la cartera nacional de justicia, contar con los 9364 perfiles genéticos correspondientes a personas sentenciadas por delitos contra la integridad sexual que se encuentran archivados en la base de datos genéticos dependiente del máximo tribunal de justicia bonaerense.

El Registro almacena y sistematiza los perfiles genéticos de los criminales sentenciados, cumpliendo con la confidencialidad y seguridad de la información estipulada por la Ley de Protección de Datos Personales, con el objeto de individualizar a las personas responsables de este tipo de crímenes.

El acuerdo genera las condiciones para entrecruzar los datos de la provincia de Buenos Aires, lo que representa una enorme contribución en la prevención y sanción de los delitos contra la integridad sexual que se verifican en nuestro país: Buenos Aires es la provincia con mayores perfiles genéticos de agresores sexuales sentenciados, representando estos el 30.6 por ciento del total de personas condenadas por estos delitos en el país.

El Ministerio de Justicia y la Corte bonaerense amplían su articulación para prevenir delitos contra la integridad sexual

El RNDG fue creado por la Ley 26.879, promulgada el 23 de julio de 2013, con la exclusiva finalidad de facilitar el esclarecimiento de los hechos que sean objeto de una investigación judicial en materia penal vinculada a delitos contra la integridad sexual.

En Argentina, las víctimas de este tipo aberrante de delitos son en su gran mayoría las mujeres, principalmente adolescentes y niñas. La prevención y sanción de este delito es un deber del Estado ya que los delitos contra la integridad física y sexual de una persona deja secuelas que afectan tanto su parte física como la parte emocional y social de las víctimas.

La cadena de trabajo para la prevención y resolución del delito consta de cuatros eslabones que deben articular de forma coordinada: se inicia con el profesional médico ginecológico que recibe y asiste a las víctimas; luego, el material obtenido es procesado en los laboratorios forenses para obtener el perfil genético que será incorporado y almacenado en la base de datos del RNDG; por último, los resultados son enviados a las autoridades judiciales encargadas de la investigación en curso.

A partir de septiembre de 2020, el RNDG trabaja con el Software GENis, diseñado para contrastar perfiles genéticos de muestras biológicas obtenidas en escenas de crimen, relacionando así eventos ocurridos en diferente tiempo y lugar.

El GENis es una software nacional, gratuito y de código abierto, utilizado desde el 2015 por poderes judiciales y ministerios públicos de 18 provincias argentinas, que fue desarrollado por un consorcio público y privado en el que se involucraron la Sociedad Argentina de Genética Forense, la Asociación Argentina de Bioinformática, el Consejo de Fiscales y Procuradores de la República Argentina, la Junta Federal de Cortes, el CONICET, la UBA y otras universidades nacionales.