El Ministerio de Desarrollo Productivo abrió la tercera convocatoria al Régimen de Promoción para empresas de biotecnología

La cartera busca promocionar las industrias innovadoras que apliquen la biotecnología en sus productos. Entre los beneficios que otorga el Ministerio está la amortización anticipada del impuesto a las ganancias en un periodo de 1 año y la devolución anticipada del IVA . Desarrollo Productivo destina un cupo fiscal de $280 millones.


El Ministerio de Desarrollo Productivo abrió la tercera convocatoria al Régimen de Promoción para empresas que presenten proyectos de biotecnología. El objetivo es promocionar las industrias innovadoras que aplican la biotecnología a sus productos, como la salud humana y animal, el agro, medio ambiente y energías renovables, entre otras.

A través del decreto 289/2021, publicado hoy en el Boletín Oficial, se determinó que se podrán postular aquellas empresas que presenten proyectos de biotecnología que cumplan con los requisitos de innovación, sustitución de importaciones y potencial exportador.

Las empresas que se presenten -y que podrán inscribirse en los próximos días- accederán a los beneficios de amortización anticipada del impuesto a las ganancias en un periodo de 1 año, devolución anticipada del IVA y el otorgamiento de un bono de crédito fiscal correspondiente al 50% de los gastos pagados destinados a las contrataciones de servicios de I+D con instituciones del Sistema Público Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

La subsecretaria de Economía de Conocimiento, María Apólito, destacó: "La biotecnología es una de las principales fuentes de innovación tecnológica y transformación productiva, y por lo tanto es un factor preponderante para el proceso de crecimiento y desarrollo de la economía nacional. Es un área que sirve de plataforma tecnológica para numerosas disciplinas y sectores productivos”.

En las convocatorias de 2019 y 2020 el Ministerio de Desarrollo Productivo otorgó beneficios por $300 millones, y este año tiene un cupo fiscal de $280 millones.

Un ejemplo de la relevancia cada vez mayor del sector está en el campo de la salud que, mediante el uso de la biotecnología, ha demostrado una gran capacidad de respuesta durante la pandemia del Covid-19, colocando a Argentina entre los países con mayor potencial para el desarrollo de soluciones biotecnológicas como kits diagnósticos, el tratamiento con suero equino hiperinmune y desarrollos iniciales de vacunas.

Esta convocatoria se enmarca en la Ley 26.270, de Promoción del Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna, con el propósito de fomentar el desarrollo de la industria nacional de base biotecnológica.

La reglamentación actual busca recrear un marco jurídico más dinámico que acompañe el avance del sector y por primera vez –desde la sanción de la Ley 26.270 de 2007– concreta el beneficio del bono de crédito fiscal.

Argentina se encuentra dentro de los primeros 20 países del mundo con mayor cantidad de empresas biotecnológicas, superando las 200 empresas, de las cuales más de la mitad fueron creadas a partir de esta ley sancionada durante el gobierno de Néstor Kirchner.