El Ministerio de Defensa dispone ascensos retroactivos y el reconocimiento de años en servicio a un grupo de militares pasado a retiro irregularmente en 2010


El ministro de Defensa, Oscar Aguad, resolvió otorgar ascensos retroactivos y reconocer años de servicio a un grupo de integrantes de las Fuerzas Armadas (FFAA) que en 2010 fue pasado a retiro, al revocar por irregular una resolución dictada en noviembre de ese año.

A través de la resolución 1414/2018, Aguad dispuso revocar la norma del Ministerio de Defensa dictada el 29 de noviembre de 2010 al considerarla irregular por su "ilegitimidad consecuente de la ausencia de la motivación".

Es que en base a aquella normativa, la entonces ministra de Defensa Nilda Garré efectuó la clasificación de “no permanece en el servicio activo” a un grupo de oficiales jefe de las tresFuerzas Armadas que consideró que ya no podía ser ascendido y, por ende, debía pasar a retiro.

Esa decisión se basó en la resolución Nro. 382, también de 2010, que establecía que el personal militar podría ser considerado para el ascenso hasta un máximo de tres veces consecutivas y que, cumplidas dos de ellas, la cartera podría clasificar al personal militar como “no permanece en el servicio activo”.

Bajo la actual gestión del ministro Aguad, y en el marco del proceso de recomposición de las FFAA encarado por el presidente Mauricio Macri, se dispuso revisar esa decisión y, tras un exhaustivo análisis, la Secretaría de Estrategia y Asuntos Militares de la cartera consideró ilegítimo lo actuado.

Se concluyó así que el pase a retiro de esos militares se trató de "un acto administrativo que ostentó todos los elementos necesarios para su validez pero que no explicitó las razones por las cuales el personal por ella alcanzado debía ser calificado como se calificó", por lo que el pase a no disponible de los militares y la restricción de sus asensos implicó un "vicio en el elemento motivación" y debe considerarse irregular.

No obstante, debido al tiempo transcurrido desde el dictado de esa medida, la cartera de Defensa considera que ahora resulta conveniente pasar a situación de retiro al personal militar mencionado, aunque se le deberá realizar un nuevo cómputo de servicios, reconociéndole el tiempo pasado en retiro como en actividad.

De esta cuestión, consecuentemente, se deriva el derecho que tienen a percibir la diferencia de los haberes que les hubiera correspondido cobrar hasta ahora, lo que también se dispone en la nueva norma.

Finalmente, la resolución ordena que los jefes de los Estados Mayores Generales de las Fuerzas Armadas continúen con los trámites de ascenso retroactivo de aquel personal que hubiera sido clasificado como propuesto para el ascenso.