El Ministerio de Ambiente convoca a extremar el cuidado del patrimonio natural para evitar incendios

Medidas de prevención pueden colaborar en la preservación de áreas protegidas, zonas forestales, rurales y pastizales.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación informa que ante el desarrollo de la temporada alta de incendios en la Patagonia, Mendoza, La Pampa, Buenos Aires y las provincias del Noreste argentino, deben tomarse medidas de prevención para evitar estos eventos.

Las condiciones meteorológicas del verano, como las altas temperaturas y la baja humedad, aumentan las posibilidades de registrar un incendio ya que en esta época los pastizales y los bosques pierden su humedad y se transforman en depósitos de combustible.

Si bien los focos ígneos pueden originarse por causas naturales —dentro de las cuales la caída de rayos producidos por tormentas eléctricas es la más común—, los datos estadísticos demuestran que la mayoría de los incendios son causados por accidentes o negligencias vinculadas a las acciones humanas.

Cabe recordar que nuestro país cuenta con un Sistema Federal de Manejo del Fuego (SFMF), integrado por diversos organismos y jurisdicciones. La responsabilidad del Ministerio de Ambiente nacional es generar la información para la prevención y alerta temprana de incendios, en especial articulación con organismos como el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Por su parte, el Ministerio de Seguridad está a cargo de la respuesta operativa para estos eventos.

En tal sentido, el Ministerio de Ambiente genera y distribuye informes diarios, semanales, reportes de alerta temprana, pronósticos meteorológicos extendidos, índices de peligro de incendio y de combustible disponible (vegetación), informes de previsión trimestrales y monitoreo de focos de calor. Los mismos permiten anticipar situaciones críticas y poner en marcha acciones preventivas en las diferentes jurisdicciones.

Es por esto que desde la cartera ambiental nacional se invita a la población a sumarse en la prevención mediante las medidas que se explican a continuación.

Zonas forestales y áreas protegidas nacionales, provinciales y municipales

  • Evitar encender fuego debajo de los árboles.

  • Dejar las brasas apagadas.

  • Arrojar colillas de cigarrillos, latas, vidrios —que pueden actuar como lupas y provocar incendios— y basura en lugares habilitados.

Zonas rurales

  • Realizar cortafuegos según las indicaciones de cada jurisdicción.

  • Proteger materiales inflamables de las altas temperaturas.

  • Mantener accesos y caminos despejados.

  • Conservar tanques australianos con agua.

  • Mantener alambrados libres de vegetación.

Viviendas cercanas a bosques o en el campo

  • Mantener despejado de vegetación los alrededores de la vivienda.

  • En caso de encender fogatas, despejar el lugar de material combustible.