El INV se reunió con la senadora nacional Anabel Sagasti y representantes vitivinícolas para trabajar en una agenda en común

Se presentó el PEVI 2030 y se trabajó en una agenda para el futuro de la vitivinicultura argentina.


El día lunes el presidente del INV, Martin Hinojosa, se reunió con la senadora nacional por Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, el directorio de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y más de 40 representantes del sector vitivinícola con el objetivo de trabajar una agenda en común para el futuro de la vitivinicultura argentina.

Durante el encuentro, técnicos del INTA presentaron el Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI) de cara al 2030. También, la COVIAR presentó a la senadora algunos pedidos que han sido elevados al Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

Asimismo, un pedido por parte de los representantes vitivinícolas fue el tema de los “Precios Máximos de Referencia” para el vino y de ese modo mejorar los valores del vino de traslado y acompañar en la recuperación de la rentabilidad del productor primario.

Sobre los pedidos, Anabel Fernández Sagasti se comprometió a trabajar junto con el ministro Kulfas con el objetivo de mejorar el precio y que llegue a su vez al productor primario.

Por otro lado, se planteó la necesidad de avanzar en el PROVIAR 2 con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Finalmente, antes del cierre del encuentro, la senadora contó que impulsaron en la Legislatura a través del senador Lucas Ilardo un proyecto para eximir de la contribución obligatoria para el control de lobesia a más productores vitivinícolas que las últimas temporadas.

Cabe recordar que el Gobierno Nacional, a través de la Secretaría de Agricultura que dirige Luis Basterra, y gracias a gestiones que hizo Anabel Sagasti en conjunto con el INV, envía este año la suma de $252 millones para combatir la Lobesia Botrana. Esta cifra supera ampliamente los 40 millones de pesos que se giraron en 2019, durante la gestión anterior. Por ello, es que la senadora nacional pidió al Ejecutivo provincial analizar la posibilidad de que menos productores paguen otra contribución que los asfixia. El ejecutivo provincial podría, por ejemplo, elevar el tope hasta las 50 ha para hacerlo efectivo. La posibilidad de hacer frente a esta plaga con más fondos es cuidar la producción local.